El Caribe anglófono resalta el legado de la reina Isabel II tras su deceso

·3  min de lectura

San Juan, 8 sep (EFE).- Antiguas colonias británicas del Caribe como Jamaica, Guyana y Dominica, y territorios de ultramar como Bermudas, expresaron este jueves su pesar por el fallecimiento de la reina Isabel II, cuyo liderazgo ensalzaron.

El primer ministro de Jamaica, Andrew Holness, dijo en un mensaje de Twitter que con "gran y profunda tristeza" se enteró de la muerte de la monarca británica, que era la jefa de Estado de la isla.

"Nos unimos a nuestros hermanos y hermanas de la Commonwealth en el duelo por su fallecimiento, y rezamos por el consuelo de los miembros de su familia y del pueblo del Reino Unido mientras lloran la pérdida de su querida reina y matriarca", agregó.

Jamaica celebró el pasado agosto 60 años de su independencia del Reino Unido con sus líderes políticos comprometidos a declarar una república, eliminando así los últimos vestigios coloniales que atan al país a la Corona británica.

El presidente de Guyana, Irfaan Ali, cuyo país se independizó de Reino Unido en 1966 y declaró una república 4 años después, expresó su "más profundo pesar" por el deceso.

"Su muerte marca el final de una era en la historia de la monarquía británica, el Reino Unido y la Commonwealth", dijo en un comunicado.

"Su largo e impactante reinado ha ayudado a dar forma al mundo posterior a la Segunda Guerra Mundial. Su Majestad ha sido una fuente de estabilidad para su país. Será recordada durante mucho tiempo por su excelente liderazgo en la Commonwealth", agregó.

Por su parte, Roosevelt Skerrit, el primer ministro de Dominica, una república parlamentaria independiente dentro de la Mancomunidad de Naciones, manifestó en nombre del Gobierno y del pueblo del país sus "más profundas condolencias".

"Nuestras oraciones están con la familia real durante este período de dolor. Su fallecimiento pone fin a un reinado icónico de 70 años y es una profunda pérdida para la Mancomunidad de Naciones y el mundo. Que descanse en paz", dijo en un tuit.

En Bahamas, el gobernador Cornelius Smith expresó su "profunda tristeza" y recordó las visitas de la reina al país.

Desde el territorio británico de ultramar de Bermudas, el primer ministro de Bermudas, David Burt, describió el reinado de Isabel II como "una vida de deber inquebrantable, un modelo de fortaleza y devoción al país".

Al señalar que el reinado abarcó décadas de cambios inmensos para el Reino Unido y el mundo, Burt afirmó que el "reconocimiento de su longevidad y la importancia de su servicio le otorgan un lugar único en la historia".

"En nombre del Gobierno y el pueblo de Bermudas, expreso mis más sinceras condolencias a la familia real y al pueblo del Reino Unido", añadió.

Las banderas de los edificios gubernamentales de Bermudas ondean a media asta, al igual que las de las Islas Caimán.

Isabel II, fallecida a los 96 años de edad, gozó del reinado más longevo en la historia de su país, y uno de los más largos del mundo, tras haber celebrado este mismo año las 7 décadas como monarca, su Jubileo de Platino.

Sus doctores habían anunciado en la mañana de este jueves que había sido colocada bajo supervisión médica tras haber sufrido un deterioro de su salud, al tiempo que se mostraban "preocupados" por su estado.

(c) Agencia EFE