Anuncios

Las dos caras de la guerra en la monarquía británica: de la foto navideña de William y Kate a un nuevo tráiler de la serie de Harry y Meghan

William y Harry, durante el funeral de su abuela, Isabel II - Créditos: @Martin Meissner
William y Harry, durante el funeral de su abuela, Isabel II - Créditos: @Martin Meissner

LONDRES.- Los príncipes de Gales, William y Kate Middleton, difundieron la postal navideña de este año con una imagen en la que se muestran felices junto a sus hijos, la contracara del tráiler de los últimos tres capítulos del documental de Netflix Harry & Meghan”, la serie que profundizó la guerra interna de la familia real, que es acusada por los duques de Sussex de difundir mentiras y ser autores de episodios de racismo.

La foto difundida por el Palacio de Kensington, que fue tomada a principios de este año por su fotógrafo de confianza Matt Porteous, muestra a la dichosa pareja del hijo mayor del rey Carlos III y su esposa tomados de la mano con sus tres hijos, el príncipe George, la princesa Charlotte, y el más pequeño, el príncipe Louis.

Vestidos con ropa casual, con conjuntos combinados en tonos azules y blancos, la familia es retratada mientras pasea por su finca privada de Sandringham, una postal navideña que denota unidad en un año turbulento para la Palacio Real, que apenas se recupera del gran vacío que generó la muerte de la reina Isabel II para todo el Reino Unido.

La serie de la polémica

Pero la imagen intenta eclipsar el actual y mayor contratiempo que enfrenta la realeza: los últimos tres capítulos del documental de Harry y Meghan, que se estrenan el próximo jueves 15 de diciembre y se espera que sean otra bomba para Buckingham. Precisamente, la estabilidad que reluce de los príncipes de Gales choca con la más polémica acusación del príncipe Harry, que en guiño a la relación de su hermano William dijo en uno de los episodios que en la familia real los hombres no se casan por amor sino para encajar en las expectativas de la monarquía.

La tarjeta navideña tampoco podrá frenar el interés de los británicos ni la popularidad de la serie. Los tres primeros episodios registraron 81,55 millones de horas de reproducciones tras su estreno el jueves pasado, indicó Netflix. Más de 28 millones de hogares vieron al menos parte de la serie. “Harry & Meghan” fue la segunda serie en inglés más vista en la plataforma a nivel global entre el 5 y el 11 de diciembre, y la número uno durante la semana en Gran Bretaña.

Una selfie compartida en el documental Harry & Meghan
Una selfie compartida en el documental Harry & Meghan

En los tres primeros episodios, el duque y la duquesa de Sussex hicieron una serie de revelaciones, con Meghan recordando su primera amenaza de muerte y Harry acusando a la corona de no actuar frente a las publicaciones negativas de la prensa sensacionalista británica hacia su esposa, que incluían elementos racistas, según dijo.

Ahora, la familia real se prepara para nuevas críticas antes del lanzamiento de este jueves que, de acuerdo a los tráilers, cargan con acusaciones más profundas que los tres capítulos iniciales.

“Estaban felices de mentir para proteger a mi hermano, nunca estuvieron dispuestos a decir la verdad para protegernos”, asegura Harry.

En otro momento, Meghan acusa a la corona de no estar arrojándola “a los lobos”, en referencia a la prensa británica, sino que “me estaban dando de comer a los lobos”.

En un explosivo nuevo tráiler difundido hoy, una abogada de Londres indica que había una “especie de guerra contra Meghan” y asegura haber visto “evidencia de que hubo información negativa [difundida] desde el Palacio contra Harry y Meghan para adaptarse a la agenda de otras personas”.

En otro testimonio, una amiga de Meghan opina que la duquesa de Sussex se tornó en “un chivo expiatorio” de Buckingham, que difundirían historias sobre ella “sin importar si eran verdaderas o falsas para evitar que otras historias menos favorables se difundan”.

El Palacio de Buckingham ha dicho que no comentará sobre la serie. Netflix dijo que los miembros de la familia real se habían negado a comentar dentro de la serie, pero una fuente real señaló que no se habían contactado ni con el palacio ni con los representantes del príncipe William u otros miembros de la realeza.

Según el diario británico Daily Mail, William pidió a sus amigos que no vean la serie, ya que el príncipe se encuentra más interesado en “mirar hacia el futuro” y “seguir adelante con el trabajo”, en cambio de ser parte de una guerra “ojo por ojo” con los duques de Sussex.

A pesar de la disputa entre los dos hermanos, el medio Sunday Times de Londres informó que se mantuvo la tradición navideña en la que los duques de Sussex envían regalos de Navidad a sus tres sobrinos, aunque no habrá intercambio de presentes entre los adultos.

El domingo, el Palacio de Buckingham publicó la fotografía de la primera tarjeta navideña del rey Carlos III como monarca, una imagen del entonces herederos al trono con su esposa Camila en los Juegos de Braemar en Escocia.

El Braemar Gathering es una celebración de juegos, deportes y bailes tradicionales escoceses en Braemar, un pueblo a 100 kilómetros al oeste de Aberdeen, vecino de la residencia de verano del Rey en Balmoral.

La foto, elegida por Carlos y Camilla, fue tomada el 3 de septiembre, poco antes de su llegada al trono. La reina Isabel, que este año faltó al evento por primera vez en sus 70 años de reinado, murió menos de una semana después.

Agencias AFP y Reuters

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Harry y Meghan acusan al palacio de Buckingham de "mentir" para proteger al príncipe William