Anuncios

Captan restos tras enfrentamiento en Texcaltitlán

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 9 (EL UNIVERSAL).- La Secretaría de Seguridad (SS) actualizó la información sobre los hechos ocurridos en Texcaltitlán, de acuerdo con los datos más recientes recabados, se tiene el reporte de que 11 de las personas fallecidas son posibles integrantes de un grupo criminal y tres son vecinos de la comunidad de Texcapilla, municipio de Texcaltitlán, al sur del Estado de México.

Adicionalmente, detallaron que hay cuatro personas lesionadas por proyectil de arma de fuego y dos más desaparecidas.

Ayer viernes por la tarde, un grupo de civiles se enfrentaron con una decena de personas armadas, presuntamente integrantes de la Familia Michoacana, quienes les exigían a los pobladores el pago de un peso por metro de siembra, cuando los pobladores se rehusaron a pagar la extorsión, comenzó un enfrentamiento, en el que decenas de habitantes de la localidad sureña arremetieron contra los presuntos delincuentes con machetes, armas de fuego y hasta una hoz.

Tras el enfrentamiento, algunos pobladores captaron los cuerpos y camionetas quemadas del grupo armado. En algunos videos difundidos en redes sociales se aprecia en un primer momento, parte del enfrentamiento con machetes y armas de fuego.

Posteriormente, pobladores de la comunidad de Texcapilla, municipio de Texcaltitlán, grabaron videos con sus teléfonos celulares cómo quedaron los cuerpos, supuestamente de miembros del crimen organizado.

"Miren la de los mañosos... a este güey le dieron un machetazo. Ay no manches", dice un hombre que grabó luego del enfrentamiento de pobladores con la Familia Michoacana.

Temen por represalias contra los habitantes de Texcaltitlán

Los pobladores pidieron auxilio a las autoridades toda vez que temen por su seguridad, ya que previo al enfrentamiento, uno de los posibles líderes de la célula, pidió refuerzos.

Al lugar acudieron Elementos de la Secretaría de Seguridad Estatal, acompañados por las corporaciones como la Guardia Nacional, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), además de la Fiscalía General de Justicia mexiquense para resguardar la zona.