Cantando 2020: el mensaje de Nacha Guevara para las "urracas" que la acusaron de aceptar sobornos

LA NACION
·2  min de lectura

Lizardo Ponce y Antonela Cirillo volvieron al escenario de Cantando 2020 para brindar una versión de "Costumbres argentinas", el clásico de Los Abuelos de la Nada que fue cortina de Culpables.

Tras escucharlos, la primera en dar su devolución fue Nacha Guevara (6), pero antes quiso responderle a los panelistas de Los ángeles de la mañana y ortos programas de chimentos, que aseguraron que la jurado le regalaba nota al concursante a cambio de asesoramiento en el manejo de las redes. "Vamos a aclarar algo... ¿Me estás ayudando en mis redes y las de mi gato Poroto? Eso dicen las urracas, urraques y urracos. Lo peor es que dicen que te chupo las medias, y la verdad es que nunca lo he hecho con nadie".

Luego, siguió con su devolución: "Anto, muy bien. Me gustó mucho, hiciste que el tema fuera creciendo. Vos, Lizardo, estuviste bien, pero no fue tu mejor noche. Le faltó la polenta que tiene que tener un tema así y hubo afinaciones. Hubo un retroceso en eso".

Cantando 2020: Carmen Barbieri sorprendió con una revelación sobre su presente sentimental

"Anto, la tenés recontraclara. Cuando venís vos, me relajo. A mí, Lizardo me gustó hoy. Algo tomaste y no convidaste. Cuando entrás como hoy con tanta emoción, te recomiendo que saltes antes, para no tener tanta emoción que te estrangula las cuerdas. Este ritmo merecía más energía en el cuerpo de Lizardo, pero yo noté una evolución", expresó, a su vez, Karina "La Princesita".

Oscar Mediavilla, dueño del voto secreto en esta ronda de homenaje a las tiras de Eltrece, agregó: "¿Vos sabés por qué te salvaste hoy? Porque no es un tema difícil de cantar. Es un tema cortado, todo es picadito. Está muy bien elegido. Se pudo escuchar. Enrico Caruso no sos, Lizardo, pero estamos en una época en la que todo se puede mejorar. Hoy es un día lindo, y ustedes fueron los peores, pero tuvieron una buena noche si tenemos en cuenta de dónde vienen".

Cantando 2020: el fallido monólogo de Dan Breitman dedicado a Moria Casán

"Lizardo, esa mano en la cadera, tipo jarra, me da pose de doña. Es tan alto que tiene que aprender a manejar su cuerpo. Es una cosa rara. A mí la canción me parece difícil. Hubo cuatro desafinaciones que me hicieron mal. Mírense más. Están trabajando como para un show de tenedor libre. Faltó pasión", cerró Moria Casán (6).