Anuncios

El candidato republicano a la presidencia de la Cámara Baja se retira de la contienda

Washington, 12 oct (EFE).- El candidato republicano a la presidencia de la Cámara Baja, Steve Scalise, se retiró este jueves de la contienda, ante la falta de apoyo por parte de los miembros de su partido.

En declaraciones a reporteros en el Capitolio, el legislador anunció su decisión, argumentando que "aún falta trabajo por hacer" para unificar a los congresistas republicanos alrededor de un candidato para ocupar el puesto de "speaker", como se le llama en inglés al presidente de la Cámara de Representantes.

Scalise, que representa al estado de Luisiana, exhortó a sus compañeros de partido a dejar de lado sus agendas individuales para trabajar hacia un objetivo común y gravitar en torno a un candidato, más de una semana despúes de que el republicano Kevin McCarthy fuera revocado de su cargo como presidente de la Cámara Baja.

"Todos deben poner sus agendas de lado y centrarse en lo que en el país, que nos necesita", señaló el congresista.

Con la salida de Scalise se profundiza la incertidumbre sobre quién reemplazará el puesto que dejó McCarthy en el hemiciclo.

El hasta hoy candidato republicano para el liderazgo de la Cámara Baja ganó ayer una votación interna del partido tras vencer al legislador Jim Jordan por 113 votos a su favor, apenas 14 más que su contrincante.

Los republicanos se aseguraron la mayoría en ese hemiciclo en las elecciones de medio mandato de noviembre de 2022 y desde el pasado enero tienen allí 221 escaños, nueve más que los demócratas, pero el nuevo líder necesitará 217 votos a su favor cuando el escrutinio recaiga en todos los congresistas.

La presidencia de la Cámara Baja la ocupa de forma interina Patrick McHenry después de que McCarthy fuera revocado el 3 de octubre tras una moción en su contra presentada por el radical Matt Gaetz, de su mismo partido, que fue respaldada por 216 legisladores y rechazada por otros 210.

Al propio McCarthy le costó 15 intentos hacerse con la presidencia el pasado enero ante la oposición del ala radical republicana, la misma que forzó su salida este octubre.

Los demócratas han propuesto a su vez a su líder allí, Hakeem Jeffries, que el pasado enero también se postuló al cargo.

La presidencia interina de la Cámara Baja impide que se puedan aprobar nuevas resoluciones o proyectos de ley en un momento en que deben cerrarse los presupuestos del actual año fiscal y en que está pendiente autorizar más ayuda a Ucrania o a Israel.

(c) Agencia EFE