Anuncios

Cancilleres del G7 piden la liberación de todos los rehenes secuestrados en Gaza

Tokio, 29 nov (EFE).- Los ministros de Exteriores del G7 instaron hoy a la liberación de todos los rehenes secuestrados por el grupo islamista Hamás en la Franja de Gaza y celebraron la pausa en hostilidades, que ha permitido la asistencia humanitaria de civiles en la Franja.

"Instamos a la liberación inmediata e incondicional de todos los rehenes y pedimos que se facilite la salida de todos los ciudadanos extranjeros", señalaron los cancilleres del G7 en un comunicado publicado este miércoles.

En dicho texto, los ministros de Exteriores del Grupo de los Siete (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y el Reino Unido) hicieron hincapié "en el derecho de Israel a defenderse a sí mismo y a su pueblo, de conformidad con el derecho internacional, en su intento de impedir una repetición de los ataques del 7 de octubre".

La reacción del G7 se produce un día después de que Hamás liberara a diez nuevos rehenes israelíes y dos tailandeses en el que supuso el quinto día del acuerdo de intercambio de rehenes por presos en paralelo a un alto el fuego temporal.

Israel liberó este martes por su parte a 15 mujeres y 15 niños encarcelados en prisiones israelíes, en un proceso de tregua que ha sido mediado por Catar y Egipto.

En este sentido, el G7 celebró también la posición de liderazgo de estos dos países, además de la de Washington, en la mediación en el conflicto y los esfuerzos para coordinar la asistencia humanitaria en la Franja durante la actual tregua.

"Este acuerdo es un paso crucial para traer a todos los rehenes restantes a casa y abordar todo el alcance de la actual crisis humanitaria en Gaza", señalaron los cancilleres del G7 y añadieron que se debe proporcionar "alimentos, agua, combustible y suministros médicos" a los civiles en Gaza.

Por último, reafirmaron su compromiso con el Estado palestino como parte de la "solución de dos Estados", que consideran permitiría a israelíes y palestinos "vivir en una paz justa, duradera y segura".

El G7, actualmente presidido por Japón, celebró a principios de noviembre un encuentro en Tokio centrado en el conflicto entre Israel y Palestina y donde dijeron que la prioridad era "mejorar la situación humanitaria" y que concluyó con una declaración conjunta, que pedía una pausa humanitaria.

(c) Agencia EFE