Anuncios

El canciller de Nicaragua está en Palestina para expresar su "combativa solidaridad"

San José, 5 dic (EFE).- El canciller de Nicaragua, Denis Moncada, se encuentra en Palestina al frente de una delegación nicaragüense para expresar la "combativa solidaridad" del Gobierno sandinista, en el marco de la guerra entre Israel y Hamás, informó este martes el Ejecutivo nicaragüense.

El canciller Moncada encabeza la delegación integrada además por el ministro asesor del presidente para Relaciones Intercionales, Orlando Tardencilla, y el titular del parlamentario Grupo de Amistad con Palestina, el diputado aliado de los sandinistas Wilfredo Navarro.

"La misión de nuestro canciller y la delegación de nuestro Gobierno es trasladar la más fraternal y combativa solidaridad desde las históricas relaciones de lucha entre Palestina heroica y Nicaragua siempre libre, expresándolas directamente en esa Tierra Sagrada, como manifestación del heroísmo y la dignidad que nos ha unido en todas las batallas hacia todas las victorias", indicó el Gobierno de Nicaragua en una declaración.

Según el Gobierno que preside Daniel Ortega, la delegación nicaragüiense ha venido "desarrollando un importante programa que incluye reuniones con el hermano Dr. Mohammad Shatyyeh, primer ministro del Estado palestino; con el canciller Dr. Riad Al-Malki, y con el querido hermano presidente de Palestina y de la Autoridad Nacional Palestina, compañero Mahmud Abás".

Durante su visita de trabajo en Ramala, sostendrán reuniones con el presidente del Consejo Nacional Palestino (CNP), Rawhi Fatooh, con las autoridades del Movimiento Nacional para la Liberación de Palestina (FATAH), y visitarán el museo "Comandante Yasser Arafat para presentar nuestros respetos a ese líder histórico", de acuerdo con la información.

Palestina aboga por un alto al fuego

Según Managua, el primer ministro de Palestina "compartió información sobre la ocupación ilegal israelí en territorio de Cisjordania, donde alrededor del 40 % del territorio está bajo ocupación de colonos o militares sionistas, albergando a más 285 colonias y aproximadamente 755.000 colonos ilegales judíos".

El primer ministro también les manifestó que "el problema de Palestina no empezó el 7 de octubre (pasado), sino hace 75 años; pero que el pueblo palestino ama la vida y que luchará por su libertad".

Además, expresó "que es necesario seguir impulsando un alto el fuego definitivo, llevar ayuda humanitaria a través de todas las fronteras de la Franja de Gaza y suministrar insumos médicos a más de 60.000 palestinos que sufren algún padecimiento o secuela de la brutal y criminal agresión israelí".

A su vez, el canciller palestino agradeció la presencia de las autoridades nicaragüenses y destacó que Nicaragua "es el primer Gobierno en visitar Palestina en apoyo y solidaridad" y que eso "es una muestra de la histórica relación de fraternidad y hermandad entre ambas naciones".

El canciller palestino, de acuerdo con el Gobierno nicaragüense, indicó "que las incursiones diarias de colonos armados y fuerzas de ocupación israelíes en Cisjordania se han intensificado" y que "Israel pretende desplazar forzosamente y/o exterminar al pueblo palestino para destruir al Estado palestino, independiente, libre y soberano".

"El Doctor Al-Malki, al finalizar el encuentro, agregó que la solución política para ponerle fin a la actual situación debe basarse en negociaciones entre el Estado palestino y el Estado de Israel, hasta llegar al reconocimiento del Estado de Palestina, y sujetándose a las resoluciones de 1967, con Jerusalén Oriental como su capital y su plena integración a la ONU", anotó la Cancillería de Nicaragua.

Nicaragua solidario con la "causa palestina"

El pasado 7 de octubre, el Gobierno de Nicaragua se declaró "siempre solidario con la causa palestina" y condenó el "agravamiento" del "terrible" conflicto israelí-palestino.

El 8 de noviembre, en una cadena nacional, el presidente Ortega catalogó de "guerrilleros" a los milicianos islamistas palestinos de Hamás, una organización considerada terrorista por la Unión Europea y Estados Unidos.

Una semana después, el mandatario sandinista acusó al Gobierno de Israel de agredir "sin clemencia alguna" al pueblo palestino y además lo tildó de "terrorista".

(c) Agencia EFE