Canadá vs. Marruecos en el Mundial Qatar 2022: sus diferentes enfoques sobre la inmigración que se reflejan en sus selecciones

Contexto Mundial
Contexto Mundial

“Es un equipo con el que la gente puede identificarse”, aseguró a un medio canadiense el defensor de la selección de Canadá Sam Adekugbe, nacido en Inglaterra, cuyos padres son nigerianos. “Los jóvenes negros pueden verse a sí mismos. Los jóvenes sudamericanos pueden ver gente como [Lucas] Cavallini y [Jonathan] Osorio. Un chico serbio puede ver jugar a Milan [Borjan]… Somos un grupo de personas diferentes, de sociedades diferentes y de orígenes diferentes. Cuando somos capaces de reunirnos y unirnos, podemos unir a la nación, porque la nación está formada por diferentes etnias”.

Canadá y Marruecos se miden este jueves en la última fecha del Grupo F en el estadio Al Thumama, un partido en el que la selección marroquí apostará a clasificar en los octavos de final, mientras que los canadienses intentarán irse de Qatar con una victoria. Aunque su situación en esta Copa del Mundo es diferente, estos dos equipos tienen una cosa en común: la fuerte presencia de jugadores inmigrantes.

El portero de Canadá Milan Borjan (izquierda) y Alphonso Davies reacciona tras el partido del Grupo F del Mundial entre Bélgica y Canadá, en el estadio Ahmad Bin Ali en Doha, Qatar, el 23 de noviembre de 2022.
El portero de Canadá Milan Borjan (izquierda) y Alphonso Davies reacciona tras el partido del Grupo F del Mundial entre Bélgica y Canadá, en el estadio Ahmad Bin Ali en Doha, Qatar, el 23 de noviembre de 2022.

Hay 137 futbolistas en este mundial que juegan para una selección distinta a su país de origen. Marruecos es el equipo que más inmigrantes tiene de las 32 selecciones, con 14 jugadores oriundos de seis naciones diferentes, entre ellas Bélgica, Francia, y Países Bajos. Como esta selección africana, Túnez, Senegal y Qatar le siguen en este el largo listado. Canadá está en el noveno puesto, con siete futbolistas que no nacieron en el país norteamericano.

No menor es que en ambas selecciones, sus jugadores estrellas no nacieron en el país que representan. En lo que va de este mundial Canadá solo anotó un gol, que fue en su derrota frente a Croacia (4-1). Lo hizo su figura, el jugador del Bayern de Múnich Alphonso Davies, nacido en un campo de refugiados en Ghana al cual sus padres habían llegado huyendo de la guerra civil en Liberia, su país de origen. Fueron reasentados cuando él tenía cinco años en en Canadá, donde comenzó a jugar al futbol para dar el gran salto a la selección nacional a los 16 años.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Si bien, el campamento de personas refugiadas proporcionó un lugar seguro para mi familia cuando huyó de la guerra, a menudo me pregunto dónde estaría si me hubiera quedado ahí y no me hubiera beneficiado de las oportunidades que obtuve gracias al reasentamiento. No creo que hubiera llegado a donde estoy ahora”, contó el también embajador de la agencia de refugiados de la ONU (Acnur).

Y la figura de la selección marroquí, Achraf Hakimi, compañero de Lionel Messi en el Paris Saint Germain, nació en Madrid, España, pero optó por representar a la selección del país de donde emigraron sus padres.

Canadá tiene una larga historia de inmigración que se remonta al siglo XVI, aunque cobró fuerza a partir de los dos siglos siguientes, cuando las autoridades coloniales europeas británicas y francesas buscaban garantizar su soberanía comercial sobre el territorio y explotar los recursos naturales. La Gran Migración de Canadá de 1815 a 1850 marcó el éxodo de más de 800.000 británicos e irlandeses que buscaban nuevas oportunidades en el nuevo continente.

Según el último censo, en 2021 los inmigrantes alcanzaron un récord de representación en la población en más de 150 años. Más de 8,3 millones de personas, o casi una cuarta parte (23%) de la población son o han sido alguna vez inmigrantes o residentes permanentes en Canadá. Se trata de la mayor proporción desde la Confederación, superando el récord anterior de 1921 (22,3%), de acuerdo a cifras oficiales.

En las antípodas de Trump: Trudeau ratificó su apertura a los refugiados y tuiteó una foto de 2015 en la que aparece recibiendo a una chica siriaJustin Trudeau
El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, con una refugiada siria en Canadá - Créditos: @Twitter

Dado que la población de Canadá envejece y la fecundidad está por debajo del nivel de reemplazo, hoy en día la inmigración es el principal motor del crecimiento demográfico. En 2041, si las tendencias actuales se mantienen, la población canadiense alcanzaría los 47,7 millones, y 25 millones de ellos serían inmigrantes o hijos de inmigrantes nacidos en Canadá, lo que supondría el 52,4% de la población total, según las recientes proyecciones de población de Statistics Canada.

Aunque en el pasado la mayoría de los inmigrantes en Canadá venían de Europa, en los últimos 50 años el porcentaje de nuevos inmigrantes europeos fue superado por la proporción de nuevos inmigrantes provenientes de Asia y Medio Oriente. Con el tiempo, Asia se convirtió en la principal fuente de nuevos inmigrantes (62%). Casi uno de cada cinco inmigrantes recientes nació en la India, el principal país de nacimiento de la inmigración reciente a Canadá.

La economía es el principal motor de este movimiento masivo. El gobierno de Justin Trudeau, un impulsor de la inmigración desde que asumió en 2015, tiene previsto acoger un nuevo récord 500.000 nuevos residentes permanentes para el 2025 para hacer frente a una aguda escasez de mano de obra, en especial en oficios especializados y en sectores como la salud. Añadió además que estos objetivos también permitirían a Canadá, considerada por la ONU como una nación líder en reasentamiento de refugiados, cumplir con sus compromisos de ayudar a quienes huyen de la violencia y la guerra en sus países de origen.

Hakimi celebró el triunfo de Marruecos con su madre
Hakimi celebró el triunfo de Marruecos con su madre - Créditos: @Instagram: achrafhakimi

En paralelo, aunque la población inmigrante en Marruecos representa menos de un 1% del total, el porcentaje crece año a año y se está convirtiendo cada vez más en un país de destino que de tránsito, en especial por sus oportunidades de empleo y salarios altos. Marruecos es la puerta de entrada a Europa para los migrantes que escapan de la pobreza y la guerra de África Subsahariana y Medio Oriente, que en muchos casos por las restricciones europeas o su incapacidad para costear el viaje, deciden quedarse. No obstante, también acoge nacionales europeos. Para fines de 2017, acumulaba un total de 95.800 migrantes, la mayoría procedentes de Francia (36.129), seguidos de Argelia (13.711), España (4200), Túnez (2643) y Siria (2098), según cifras oficiales.

En mayo de 2019, la Acnur registró 2505 solicitantes de asilo y 6489 refugiados, lo que supone un aumento del 64% desde principios de 2016. Los hablantes de árabe representan el 75% de la población de refugiados.

Por otro lado, una gran cantidad de marroquíes emigra. Marruecos es un país de emigración desde la década de 1960, y se calcula que 2,8 millones de marroquíes se trasladaron al extranjero (2014). La diáspora marroquí representa el 15% de la población.

Esta diferencia se nota en el fútbol. La gran mayoría de los inmigrantes de la selección canadiense llegaron al país de chicos con sus familias. En el caso de Marruecos, sus inmigrantes estrellas fueron atraídos de vuelta al país por una campaña de reclutamiento que cobró fuerza en el 2014, según detalla The New York Times. Varios jugadores dicen que optan por representar al país de donde vienen sus padres y no a aquellas naciones en donde nacieron.

“Contexto Mundial” es una serie de videos breves que ofrecen una lectura geopolítica de los cruces entre distintos países en Qatar 2022. Podés ver todos los videos en este link.