Anuncios

Canadá restablecerá la financiación de la agencia de ayuda de la ONU para los palestinos

ARCHIVO - El entonces ministro de Vivienda y actualmente ministro de Desarrollo Internacional de Canadá, Ahmed Hussen, se levanta durante una sesión de preguntas, en Ottawa, Ontario, el 28 de abril de 2022. (Adrian Wyld/The Canadian Press vía AP)

TORONTO (AP) — Canadá restablecerá el financiamiento para la agencia de ayuda de Naciones Unidas para los palestinos, semanas después de que la agencia, conocida como UNRWA, perdiera cientos de millones de dólares en fondos tras las acusaciones israelíes contra algunos de sus empleados en Gaza.

Canadá fue uno de los 16 países que suspendieron temporalmente futuros pagos.

Ahmed Hussen, Ministro de Desarrollo Internacional, declaró que Canadá ha recuperado la confianza tras recibir un informe provisional de la investigación de las Naciones Unidas sobre las acusaciones de Israel.

“Canadá reanudará su financiación a la UNRWA para que se pueda hacer más para responder a las necesidades urgentes de los civiles palestinos. Canadá seguirá tomándose muy en serio las acusaciones contra algunos miembros del personal de la UNRWA y seguiremos colaborando estrechamente con la UNRWA y la ONU para exigir rendición de cuentas y reformas”, añadió Hussen en un comunicado.

El gobierno canadiense tenía previsto anunciar la decisión el miércoles, pero la retrasó hasta el viernes, por razones que no quedaron claras por el momento.

La guerra entre Israel y Hamás ha obligado al 80% de los 2,3 millones de palestinos que viven en Gaza a abandonar sus hogares, y según funcionarios de la ONU, una cuarta parte de la población padece hambre debido a las restricciones de acceso al enclave. La UNRWA, que emplea a unas 13.000 personas en Gaza, es el principal proveedor de alimentos, agua y refugio allí, pero está al borde del colapso financiero.

Israel acusó a 12 de empleados de la UNRWA de participar en el ataque del 7 de octubre de Hamás contra Israel, en el que murieron 1.200 personas y otras 250 fueron tomadas como cautivos. En respuesta, más de una docena de países, entre ellos Canadá, suspendieron la financiación a la UNRWA por valor de unos 450 millones de dólares, casi la mitad de su presupuesto para este año.

Dos investigaciones de la ONU sobre las acusaciones de Israel ya estaban en marcha cuando la Unión Europea dijo el viernes que dará 50 millones de euros (54 millones de dólares) a la UNRWA después de que la agencia accediera a permitir que expertos designados por la UE auditaran la forma en que selecciona al personal para identificar a extremistas.

Israel alega ahora que 450 empleados de la UNRWA eran miembros de milicias de Gaza, aunque no ha presentado pruebas.

El gobierno canadiense tenía programado aportar 25 millones de dólares canadienses (19 millones de dólares estadounidenses) a la UNRWA en abril y no ha dejado de efectuar ningún pago como consecuencia de la pausa.

Canadá también enviará 100.000 dólares canadienses (74.000 dólares estadounidenses) a la Organización de Beneficencia Hachemí de Jordania para que envíe suministros, incluidos alimentos y mantas, al territorio. El ejército canadiense también enviará 300 paracaídas de carga a Jordania para ayudar con el lanzamiento aéreo de suministros críticos.

En un comunicado, la UNRWA ha acusado a Israel de detener a varios de sus empleados y de utilizar la tortura y el maltrato para obligarlos a dar confesiones falsas sobre los vínculos entre la agencia, Hamás y el ataque del 7 de octubre.

El ataque desencadenó una invasión israelí que, según el Ministerio de Salud de Gaza, ha matado a más de 30.000 palestinos.