Anuncios

Canadá despide a difunto ex primer ministro con funeral de Estado

TORONTO (AP) — Políticos, dignatarios, celebridades y público en general asistieron el sábado a un funeral de Estado en honor de Brian Mulroney, uno de los primeros ministros más influyentes de Canadá quien en los años 80 celebró un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos y México y, por otra parte, condenó el régimen de apartheid sudafricano.

El primer ministro Justin Trudeau y el gran jugador de hockey sobre hielo Wayne Gretzky se encontraban entre los asistentes al oficio en la Basílica de Nuestra Señora en Montreal. Mulroney, quien murió el 29 de febrero a los 84 años de edad, fue primer ministro de 1984 a 1993 y dirigente del Partido Conservador Progresista.

“Forjó nuestra historia. Acertó en las cuestiones importantes”, dijo Trudeau a la prensa antes de entrar a la iglesia. “Tuvo un impacto enorme”.

El legado de Mulroney incluye el Acuerdo Norteamericano de Libre Comercio firmado por Canadá, Estados Unidos y México durante su gobierno, su participación en la lucha contra el apartheid, el régimen de discriminación racial sudafricano, el acuerdo de 1991 con Washington sobre la lluvia ácida y la aprobación de un impuesto sobre las ventas que resultó impopular, pero que representa una suma importante en la recaudación fiscal.

El ex secretario de Estado estadounidense debía hablar en el funeral, pero no pudo asistir por razones de salud. Tim McBride, un ex alto funcionario de la Casa Blanca durante la presidencia de George W. Bush lo hizo en su lugar.

El funeral se realizó luego de cuatro días de homenajes en Montreal y Ottawa.

Mulroney mantuvo una fuerte amistad con los expresidentes estadounidenses Ronald Reagan y George H.W. Bush, y habló en sus funerales.

Esa amistad ayudó a lograr el tratado de libre comercio, un pacto que despertó fuertes polémicas en su tiempo. El tratado provocó un realineamiento permanente de la economía canadiense y un enorme aumento del comercio entre los tres países.