¿Camilla se convertirá finalmente en reina? El destino que le espera a la esposa del rey Carlos

·2  min de lectura
Camilla, la esposa del rey Carlos
Camilla, la esposa del rey Carlos - Créditos: @hola.com

LONDRES.- El hijo de la reina Isabel II, Carlos, de 73 años, ahora es rey después de que su madre, la monarca con el reinado más largo en la historia británica, muriera en Escocia.

Carlos hereda el título de soberano y la responsabilidad de jefe del Commonwealth, así como otros bienes como la tierra. Si bien la esposa de un rey generalmente asume el título de reina, esto no se da por hecho para su esposa Camilla.

Antes de la boda de la pareja en 2005, se acordó que ella no sería conocida como reina cuando él se convirtiera en monarca, sino como “princesa consorte”, en un momento en que el sentimiento público hacia ella era más frío.

Pero en un comunicado que marcó el 70 aniversario de su acceso al trono a principios de este año, la reina Isabel II anunció que quería que Camilla fuera conocida como “reina consorte” cuando Carlos se convirtiera en rey.

La intervención aclaró una duda que había persistido desde que se casaron. Sin ella, Camilla, anteriormente conocida como la duquesa de Cornualles, podría haber sido en Gran Bretaña la primera esposa del rey en no ser llamada reina.

Camilla Parker Bowles y el príncipe Carlos
Camilla Parker Bowles y el príncipe Carlos - Créditos: @Instagram @clarencehouse

“Y cuando llegue el momento y mi hijo Carlos se convierta en rey, sé que le darán a él y a su esposa Camilla el mismo apoyo que me dieron a mí; y es mi sincero deseo que, cuando llegue ese momento, Camilla sea conocida como reina consorte mientras continúa con su propio servicio leal”, dijo la reina Isabel en su declaración de febrero mientras planeaba más allá de su reinado.

Carlos, que había intervenido para asumir más deberes reales a medida que la salud del monarca se deterioraba, agradeció a su madre y dijo que estaba “profundamente consciente del honor” para su “querida” esposa.

Cuando Charles se casó con Camilla Parker Bowles, solo alrededor del 7% de los británicos pensó que debería convertirse en reina. Eso fue ocho años después de su divorcio de la princesa Diana y siete años después de su muerte.

Al igual que la princesa Diana, algunos británicos culparon a Camilla por la ruptura de su matrimonio con el príncipe Carlos. “Éramos tres en este matrimonio, así que éramos demasiados”, dijo Diana en una famosa entrevista de 1995.

Aunque no tenía el mismo tipo de poder estelar que Diana, Camilla buscó mejorar su imagen después de convertirse en miembro de la realeza. Se ha convertido en patrocinadora de docenas de organizaciones benéficas y ha abogado contra la violencia doméstica, entre otras causas.

En una entrevista de 2010, cuando le preguntaron si su esposa se convertiría en reina, Carlos respondió: “Está bien… ya veremos, ¿no? Eso podría ser.”

Por Jennifer Hassan, Ellen Francis y Karla Adam

The Washington Post