Anuncios

Camila Cabello fue vista en este centro comercial de Miami en una casa embrujada por Halloween

Camila Cabello no puede estar lejos de Miami por mucho tiempo.

A pesar de que la estrella del pop tiene una nueva participación en “The Voice”, sus fans la encontraron en el House of Horror Haunted Carnival en el Miami International Mall en Sweetwater el sábado por la noche.

Camila Cabello y Fidel Urbina, empleado de EngageLive que trabaja en HOH/Instagram
Camila Cabello y Fidel Urbina, empleado de EngageLive que trabaja en HOH/Instagram

La cantante de “Havana” estaba con un pequeño grupo de personas que incluía a un chico que “parecía” ser su rumoreado nuevo novio, el fundador de Lox Club, Austin Kevitch, según nos dijeron.

¿Evidencia? ¿Quieres evidencia?

Un empleado de HOH vio a Cabello, quien le complació con un selfie, que luego nos facilitó. Así que gracias, Fidel Urbina, por tu ojo de águila.

En las fotos, la ex integrante de Fifth Harmony, que luce una melena más rubia, no estaba disfrazada, pero esperamos que eso cambie a medida que se acerque el 31 de octubre.

En 2020, cuando aún salía con Shawn Mendes, les encantaba Halloween juntos; Cabello se disfrazó del personaje gótico de Fairuza Balk, Nancy Downs, de la película de 1996 “The Craft”, bromeando que era una “bruja latina”. Su entonces novio se puso en la piel de Chris Downs, de Skeet Ulrich, que completó su espeluznante aspecto con “sangre” en la cara.

Ay, qué tiempos aquellos.

LEA MÁS: Camila Cabello luce un bikini amarillo en Miami Beach

El más reciente viaje a casa quizá sea la última oportunidad de Cabello para relajarse antes de que comience a ocuparse realmente en “The Voice”. En una publicación del jueves, Cabello posó con un gorro que decía “Be Noisy”, subtitulando la toma, “Descanso estratégico / recarga creativa”.

La cubana tiene mucho trabajo por delante: El exitoso programa pronto se dirigirá a las Rondas de Batalla en el reality de NBC, luego a las llamadas eliminatorias y, finalmente, a las rondas en vivo de alta presión.

Esperemos que esta vez haya podido ir a la playa y mantenerse alejada de los paparazzi indiscretos.