Anuncios

California obtiene subvención federal de $3,100 millones para tren de alta velocidad

California recibirá unos $3,100 millones de la administración de Biden para ayudar a avanzar en la planificación y construcción de la línea de tren bala del estado a través de Fresno y el Valle de San Joaquín, incluidas las extensiones a Merced y Bakersfield.

El representante Jim Costa, demócrata de Fresno, y la ex presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi, demócrata de San Francisco, anunciaron la subvención de la Administración Federal de Ferrocarriles (FRA) en declaraciones separadas el martes por la tarde.

El dinero procede de la Asociación Federal-Estatal para el Ferrocarril Interurbano de Pasajeros, un programa de subvenciones que forma parte de la Ley Bipartidista de Infraestructura. La mayor parte de los fondos, unos $2,800 millones, se usarán para reforzar y ampliar las obras que se están llevando a cabo en el Valle.

En su solicitud de subvención a principios de este año, la Autoridad Ferroviaria de Alta Velocidad de California ofreció detalles de cómo usaría la subvención, incluyendo:

  • Compra de seis trenes eléctricos de alta velocidad para pruebas y un posible servicio de pasajeros en su segmento inicial desde el centro de Merced, pasando por Fresno, hasta el centro de Bakersfield.

  • Construcción de un segundo juego de vías, en lugar de uno solo, en el tramo de 119 millas que se está construyendo desde el norte de Madera hasta Shafter.

  • Construcción de una nueva estación de tren de alta velocidad en el centro de Fresno, en Mariposa Street, entre las calles G y H.

  • Finalización de los trabajos previos a la construcción, que incluyen la ingeniería y la adquisición de derechos de paso para ampliar la línea del Valle hacia el norte, desde Madera hasta Merced, y hacia el sur, desde Shafter hasta Bakersfield.

“Durante décadas, he trabajado para hacer realidad el sistema ferroviario de alta velocidad de California”, dijo Costa en su declaración. “Gracias a la Ley Bipartidista de Infraestructura ... ahora contamos con una inversión significativa para hacer grandes avances”.

Pelosi también saludó la concesión de la subvención de la Administración Federal de Ferrocarriles. “California se enorgullece de nuestra ambiciosa condición de vanguardia del ferrocarril de alta velocidad en Estados Unidos”, dijo en su comunicado de prensa. “Con estos nuevos $3,070 millones de financiamiento federal, damos un salto importante para hacer realidad el tren de alta velocidad en California”.

“Estos trenes bala harán que viajar sea más rápido y fácil, acercarán las viviendas, crearán nuevos empleos y oportunidades económicas que de otro modo estarían fuera de nuestro alcance, garantizarán un aire más limpio para nuestros hijos y ayudarán a salvar nuestro planeta”, añadió Pelosi.

Una representación artística muestra un posible concepto de estación ferroviaria de alta velocidad en el centro de Fresno, cerca de las vías de Union Pacific Railroad.
Una representación artística muestra un posible concepto de estación ferroviaria de alta velocidad en el centro de Fresno, cerca de las vías de Union Pacific Railroad.

Financiamiento para el proyecto del tren de alta velocidad de California

A principios de este año, a la Autoridad Ferroviaria de Alta Velocidad de California se le rechazó su solicitud de unos $1,200 millones de otros dos programas de subvenciones federales.

Pero la dependencia y su controvertido proyecto de tren bala han obtenido mejores resultados en posteriores convocatorias de subvenciones. En junio, la dependencia recibió $20 millones para ayudar a pagar la restauración del histórico depósito de trenes Santa Fe del centro de Fresno y la creación de plazas que acabarán conectándose con la futura estación de pasajeros del tren de alta velocidad.

Y en septiembre, el Departamento de Transporte de Estados Unidos anunció una subvención de casi $202 millones para ayudar a pagar el diseño y la construcción de seis grandes estructuras para eliminar los cruces de ferrocarril en el sur del Valle de San Joaquín.

Antes del anuncio del martes, el gobierno federal ya había aportado unos $3,500 millones al programa de tren de alta velocidad de California, gran parte de los cuales fueron anunciados por la administración de Obama hace más de una década, con cargo a la Ley de Recuperación y Reinversión de Estados Unidos.

Pero el proyecto ha sufrido una serie de retrasos y aumentos de costos desde 2010. Actualmente está previsto que la línea Merced-Bakersfield comience a funcionar entre 2030 y 2033. Las más recientes estimaciones de costos para la construcción del tramo Merced-Fresno-Bakersfield oscilan entre $29,800 y $32,900 millones.

Las futuras ampliaciones del sistema, siempre y cuando se disponga de dinero, llegarían al oeste y al norte hasta San José y San Francisco, y al sur hasta Palmdale, Burbank y Los Ángeles-Anaheim. No se han ofrecido estimaciones de costos para esas ampliaciones, que incluirían la excavación de túneles a través de cadenas montañosas para completar el sistema.

Los electores de California aprobaron la Proposición 1-A, un bono de $9,900 millones para el tren de alta velocidad, en noviembre de 2008.