California enfrenta durante el invierno una serie de tormentas extremas, pero ¿hacia dónde se dirigen?

California enfrenta durante el invierno una serie de tormentas extremas, pero ¿hacia dónde se dirigen?

Un desfile de tormentas extremas está inundando California con fuertes lluvias que causan inundaciones repentinas, poderosos vientos y deslaves en todo el estado.

Al menos 14 personas han muerto y se canceló la búsqueda de un niño de cinco años que fue arrastrado por las inundaciones mientras caía más de un pie de lluvia en algunas áreas.

Se pronostica que lluvias densas, nieve y vientos fuertes afectarán a California y al oeste de Nevada hasta la noche del martes, informó el NWS (Servicio Meteorológico Nacional), como último en una serie de poderosos ríos atmosféricos que arrasaron la región. El próximo frente severo afectará el norte de California y el noroeste del Pacífico a partir del miércoles.

El aluvión de condiciones severas persistirá el martes en el centro y sur de California a medida que el sistema se desplaza lentamente hacia el sur.

Se produce después de días de lluvias torrenciales que han anegado el terreno y aumentado el riesgo de deslaves, sobre todo en las zonas quemadas por los incendios forestales, donde el terreno ya está desestabilizado. Las fuertes lluvias también provocaron rápidos aumentos de agua en los ríos y arroyos de California y partes del lejano oeste de Nevada.

La lluvia más fuerte se concentró al sureste de la capital del estado de Sacramento, en el área norte del valle de San Joaquín.

Las fuertes nevadas estaban afectando las elevaciones más altas de la cordillera central y sur de Sierra Nevada. Otros 1-4 pies de nieve viajarán en condiciones traicioneras por encima de los 4.000 pies. Los meteorólogos también advirtieron que las comunidades de montaña enfrentaban un mayor riesgo de avalanchas debido a las fuertes nevadas y los daños a la infraestructura.

La capa de nieve de California superó el 200% de lo normal, Climate Nexus informó, superando así el récord de 1982-1983.

Se han pronosticado advertencias de vientos fuertes para la costa y el sur de California, y alertas de inundaciones para gran parte de la costa del estado hasta el valle de Sacramento.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Pueden ocurrir tormentas eléctricas capaces de producir vientos dañinos y posiblemente un tornado breve en partes del sur y centro de California, pero también en el sureste de Nevada, el noroeste de Arizona y el suroeste de Utah.

Se emitieron advertencias de tormentas invernales sobre cadenas montañosas desde Sierra Nevada y las montañas Klamath hasta partes de las Montañas Rocosas centrales. Se emitieron avisos sobre el clima invernal para el norte de California, el centro de Nevada, las montañas Wasatch y gran parte del centro y norte de las Montañas Rocosas.

Un río atmosférico, o un “río en el cielo”, es una banda de vapor de agua que se forma sobre el océano y puede tener cientos de kilómetros de ancho. Estos fenómenos meteorológicos ocurren en todo el mundo, pero son comunes en la costa oeste, donde arrastran la humedad hacia la costa desde el Pacífico y crean hasta la mitad de las precipitaciones anuales.

Se predice que los fenómenos se volverán más frecuentes y extremos debido a la crisis climática. A medida que la atmósfera sigue calentándose, se vuelve capaz de retener más agua y provoca más precipitaciones.

Traducción de Michelle Padilla