Califican de deficiente la labor de Alexander Acosta como fiscal del caso Epstein

Agencia EFE
·2  min de lectura

Miami, 12 nov (EFE).- El Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ) consideró este jueves que fue "deficiente" el trabajo de Alexander Acosta, quien fue secretario de Trabajo en el Gobierno de Donald Trump, como fiscal del caso de tráfico sexual de menores contra el magnate Jeffrey Epstein entre 2006 y 2008.

El latino, que era por entonces el fiscal general de Florida, ha sido cuestionado por un polémico acuerdo al que llegó con Epstein que lo libró de una posible condena a cadena perpetua y sin siquiera notificar a las víctimas de la audiencia en la que se llevó a cabo.

La Oficina de Responsabilidad Profesional (OPR) del DOJ señala en un informe divulgado hoy que "Acosta ejerció un juicio deficiente al decidir resolver la investigación federal a través del acuerdo de no enjuiciamiento" de Epstein.

Critica además que Acosta "no se aseguró de que el estado de Florida tuviera la intención de notificar a las víctimas identificadas a través de la investigación federal sobre la audiencia de declaración de culpabilidad".

El caso logró de nuevo visibilidad el año pasado cuando la Fiscalía del estado de Nueva York lo revivió gracias a nuevas pruebas y testimonios contra Epstein en momentos en que Acosta era el secretario de Trabajo de Trump, que a su vez se había jactado de ser amigo del multimillonario acusado.

Epstein fue detenido en julio de 2019 al aterrizar en el vecino estado de Nueva Jersey y murió en agosto, a los 66 años, en una prisión de Nueva York en extrañas circunstancias. Su muerte fue catalogada como un suicidio por las autoridades.

El informe de la OPR, que fue entregado hoy a las víctimas, detalla que estas "no fueron tratadas con la franqueza y sensibilidad que esperaba el Departamento".

"Saludamos el coraje de los sobrevivientes al enfrentar nuevamente estos horribles crímenes y sus consecuencias", señaló el DOJ en un comunicado y se comprometió a revisar el informe.

La OPR consideró que Acosta fue el único responsable del acuerdo y que las acciones de los demás fueron implementar sus decisiones.

En ese sentido "no encontró" que los abogados de la Fiscalía incurrieran "en mala conducta profesional".

Según los fiscales neoyorquinos, Epstein se valió de empleados y colaboradores para atraer a sus residencias a menores a las que pagaba cientos de dólares para mantener actos sexuales con ellas, pero también para que reclutaran a nuevas víctimas.

El acuerdo pactado por Acosta contemplaba que el magnate neoyorquino cumpliera una condena de apenas 18 meses de prisión y pasara a formar parte del registro de agresores sexuales.

Con la muerte de Epstein la atención está puesta ahora en Ghislaine Maxwell, arrestada en julio pasado y acusada en Nueva York de colaborar con el magnate en su red de abusos de decenas de menores.

(c) Agencia EFE