Anuncios

Un "caótico" Congreso de EEUU se precipita hacia nuevo plazo para cierre del Gobierno

Varias personas pasan por delante de un edificio nevado del Capitolio de Estados Unidos en Washington

Por David Morgan

WASHINGTON, 26 feb (Reuters) - El Congreso de Estados Unidos no mostró el lunes ninguna señal de avanzar en los proyectos de ley de gastos para evitar un cierre parcial del Gobierno en sólo cinco días, mientras los legisladores entraban en una semana de caos político en torno a la financiación y la ayuda a los aliados del país.

Los demócratas y republicanos líderes en el Congreso prevén visitar el martes la Casa Blanca para reunirse con el presidente demócrata, Joe Biden, que lleva meses presionando para que se conceda nueva ayuda a Ucrania e Israel, además de instar a los legisladores a evitar un cierre.

El líder republicano del Senado, Mitch McConnell, descartó el lunes el riesgo de cierre al salir de una reunión en el despacho del líder de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, en declaraciones a periodistas: "No, no vamos a cerrar el Gobierno".

Schumer dijo antes a periodistas que "los demócratas estamos haciendo todo lo posible para evitar un cierre".

Pero los dos líderes del Senado no hablan en nombre de la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos, donde un grupo de conservadores de línea dura ha bloqueado repetidamente la legislación.

La Cámara de Representantes también está tratando de encontrar una salida a la ayuda vital de Estados Unidos a Ucrania, Israel y Taiwán, y tiene previsto escuchar a puerta cerrada el testimonio del hijo de Biden, Hunter Biden, en una investigación de impugnación que hasta ahora no ha aportado pruebas de irregularidades por parte del presidente.

El Senado, mientras tanto, está pendiente de recibir las pruebas de acusación contra el máximo responsable de fronteras de Biden, aprobados por un estrecho margen por los republicanos de la Cámara de Representantes.

El Congreso se ha caracterizado durante el último año por el espíritu de guerra republicano y la confusión de prioridades, más aún desde que el favorito republicano a la presidencia, , Donald Trump, socavó un acuerdo fronterizo bipartidista y ahora quiere que la ayuda a los aliados de Estados Unidos se amplíe en forma de préstamos.

"La situación es cada vez más caótica", dijo Brian Riedl, investigador del derechista Manhattan Institute. "Cuanto más tiempo esté disfuncional el Congreso, más se retrasará en legislación muy sensible al tiempo y de alta prioridad"

La disrupción ha eclipsado las clásicas disputas partidistas entre republicanos y demócratas, y los partidarios de la línea dura forman ahora su propio partido de oposición dentro de las filas republicanas.

(Reporte de David Morgan; Reportaje adicional de Katharine Jackson y Andy Sullivan; Edición en español de Sofía Díaz Pineda)