Anuncios

Se busca el fin de la burocracia dorada, dice Adán Augusto López

Alberto Morales y Luis Carlos Rodríguez

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 4 (EL UNIVERSAL).- El secretario de Gobernación, Adán Augusto López, aseguró que el plan B de la reforma electoral busca "el fin de la burocracia dorada en el INE" y rechazó que se vaya a despedir a 8 mil trabajadores y funcionarios, pues sólo serán mil 264 vocales.

En la conferencia del presidente Andrés Manuel López Obrador, el funcionario lamentó que la reforma sea objeto de "ataques y falsedades". Dijo que se terminan los seguros de gastos médicos mayores, desaparecen los fideicomisos del INE, cuya información se pedirá a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores para transparentar los montos.

"No hay despido de 8 mil trabajadores como dicen algunos trasnochados", dijo, y agregó que los vocales de las juntas locales del INE ganan entre 50 mil y 70 mil pesos mensuales, de los cuales serán despedidos 64.

Explicó que en las juntas auxiliares de cinco vocales, que ganan entre 45 mil y 70 mil pesos al mes se despedirán a mil 200 funcionarios.

Indicó que los despidos no llegan a 8% de los 17 mil empleados del instituto porque no se despedirá a integrantes del servicio profesional de carrera que serán reubicados.

"Falsamente se dice que se pone en riesgo la jornada electoral... que no habrá conteo rápido, pero eso no lo realiza el INE sino empresas que [éste] contrata", aclaró.

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que es un enigma cuántos recursos tienen los fideicomisos del INE, por lo que exigió que el organismo lo aclare.

"Esa caja de ahorro especial costaba cuando llegamos al gobierno, 6 mil millones de pesos al año y la cancelamos, pero se ampararon y ese dinero está en los fideicomisos. ¿Cuánto es ese dinero? Enigma, no sabemos y tenemos derecho a saberlo", dijo.

Arremetió contra Edmundo Jacobo, exsecretario ejecutivo del INE, quien, dijo, forma parte del grupo que participó en los fraudes electorales y ahora se atreve a impugnar la reforma.

"Yo ni sabía quién era este señor Edmundo Jacobo y tiene 14 años de ser uno de los mandamás, que gana más que yo. Además, me enteré que lleva 30 años en el INE, es del grupo de [José] Woldenberg. Imagínense en cuántos fraudes habrá participado y todavía se atreve a enfrentar una reforma que es en beneficio del voto libre, elecciones limpias, en favor de la democracia", indicó.

Recordó que esa burocracia cuenta al menos con tres privilegios: sueldo y viáticos por encima de lo que gana el Presidente, servicio médico privado y el llamado "se va a liquidar", pero según la Ley Federal del Trabajo son tres meses de sueldo y 20 días por año de antigüedad.

"Tienen una caja de ahorro especial en donde con el presupuesto público se les entrega una cantidad mensual que van ahorrando y este señor Jacobo ahora que va a salir se lleva todo lo que ahorró. O sea, si está ganando 160 mil pesos mensuales, puede dejar 10 mil y con presupuesto público se le aportan otros 10 mil, ya ahorró 20 mil pesos mensuales. Cuando termina su función o lo cambian se lleva ese ahorro", explicó el Mandatario.

Sobre las impugnaciones contra el plan B de reforma electoral, dijo que es un pretexto de los conservadores corruptos para enfrentar al gobierno, pues su iniciativa no contiene ninguna afectación a los procesos electorales ni a la democracia.