Bullard: Sólida economía de EEUU puede soportar tasas altas

·2  min de lectura
ARCHIVO - En esta fotografía de archivo del 19 de noviembre de 2019, James Bullard, presidente del Banco de la Reserva Federal de San Luis, habla durante una entrevista en Richmond, Virginia. (AP Foto/Steve Helber, Archivo)
ARCHIVO - En esta fotografía de archivo del 19 de noviembre de 2019, James Bullard, presidente del Banco de la Reserva Federal de San Luis, habla durante una entrevista en Richmond, Virginia. (Steve Helber / Associated Press)

La economía estadounidense goza de buena salud y muestra pocos indicios de una recesión inminente, y puede soportar tasas de interés más altas, afirmó el lunes el presidente del Banco de la Reserva Federal de San Luis, James Bullard.

Los mercados financieros están dando señales de que una recesión económica podría llegar en algún momento del próximo año, mientras los estadounidenses lidian con la inflación más alta en cuatro décadas y la Reserva Federal eleva los costos de los préstamos. Pero Bullard dijo en una entrevista con The Associated Press que el banco central no tendría que llevar a la economía a una recesión o aumentar significativamente el desempleo para reducir la inflación a su objetivo del 2%.

“Ahora tenemos mucha inflación, pero la pregunta es: ¿podemos volver al 2% sin trastocar la economía? Creo que sí”, dijo.

El optimismo de Bullard coincide con una serie de aumentos en las tasas de interés por parte de la Fed, que pretende combatir la mayor inflación de Estados Unidos en 40 años.

Las tasas más altas limitan la capacidad de los consumidores y las empresas para pedir préstamos y gastar, lo que puede enfriar el crecimiento y la inflación. Pero también conllevan el riesgo de que la economía caiga en una recesión.

Los precios al consumidor subieron un 8,6% en mayo en comparación con hace un año, y el informe de inflación del gobierno del miércoles podría mostrar que ha subido.

Bullard también dijo que actualmente apoya un aumento de 0,75 puntos porcentuales en la tasa de interés referencial a corto plazo de la Fed en su próxima reunión de este mes. Esa tasa de interés se encuentra actualmente en un rango de entre el 1,5% y el 1,75%, tras una subida de 0,75 puntos porcentuales en su reunión de junio, la mayor desde 1994.

Por su parte, Esther George, presidenta del Banco de la Reserva Federal de Kansas City, se mostró más cautelosa en un discurso pronunciado el lunes, en el que indicó que los grandes aumentos en las tasas de la Fed podrían resultar perjudiciales.

“Ciertamente, simpatizo con la opinión de que las tasas de interés deben aumentar rápidamente, reconociendo que las tasas actuales no están sincronizadas con el panorama económico actual”, manifestó en una conferencia laboral en Lake Ozark, Missouri. “Sin embargo... los cambios de política se transmiten a la economía con un retraso, y los cambios significativos y abruptos pueden ser inquietantes para los hogares y las pequeñas empresas mientras realizan los ajustes necesarios”.

George fue la única integrante de la Fed que disintió de la subida de tasas de junio, por considerar que era demasiado grande.

Este artículo fue publicado por primera vez en Los Angeles Times en Español.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.