Bruselas asume que la incertidumbre crece y que habrá que coexistir con el virus

Agencia EFE
·3  min de lectura

Bruselas, 21 oct (EFE).- El comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, reconoció este miércoles que la incertidumbre en torno a la pandemia crece en las últimas semanas y asumió que se deberá coexistir con el coronavirus "durante cierto tiempo".

"Los paquetes de estímulo (de Europa) son comparables, y en algunos casos, incluso más sólidos que los de otros actores globales, pero la incertidumbre todavía está ahí, no está decreciendo, está quizá creciendo en las últimas semanas", declaró el político italiano durante un debate en la Eurocámara sobre las medidas de la Unión Europea frente al impacto económico y social de la COVID-19.

Así, descartó que la recuperación económica vaya a tener forma de V y advirtió de que "habrá que coexistir con el virus durante cierto tiempo".

De hecho, aseguró que las nuevas restricciones que se están adoptando en los Estados miembros durante las últimas semanas "podrían desafiar más la recuperación".

"La crisis no está tras nosotros porque esta crisis no es como una guerra que termina en cierto punto y con el fin de la guerra empieza la reconstrucción. En este caso, tendremos un cierto tiempo en el que las políticas de emergencia y la política de recuperación irán de la mano", apuntó.

Adelantó que "en un par de semanas" las previsiones de otoño de la Comisión Europea pondrán cifras al retroceso económico, pero destacó que las últimas estimaciones del Fondo Monetario Internacional pronostican una caída del PIB de la eurozona del 8,3 % este año, frente al 4,1 % anotado en 2009, en plena crisis financiera.

También dijo que las consecuencias sociales de la pandemia "serán profundas y dejarán cicatrices".

Sin embargo, precisó que ante la crisis "sin precedentes", el club comunitario ha dado una respuesta "sin precedentes", y mencionó las medidas de la UE ante el coronavirus, como la relajación de las normas fiscales y sobre ayudas de Estado, el fondo SURE para financiar los ERTE o el fondo de recuperación, además de las iniciativas nacionales.

Añadió que la preocupación por la posibilidad de que la pandemia tenga "consecuencias desiguales en diferentes sectores y Estados miembros está bastante confirmada".

"Estamos viendo que las distancias están ahí", constató, y apostó por mantener las políticas fiscales de apoyo.

Sobre los planes que los países deben presentar a Bruselas para acceder a las ayudas del fondo de recuperación, Gentiloni indicó que la Comisión se asegurará de que las propuestas sean "coherentes" con las prioridades comunes de la UE, como la digitalización y la lucha contra el cambio climático, así como con las recomendaciones económicas que el Ejecutivo comunitario realiza a cada país.

Recalcó que esos planes no deben estar vinculados "solo a objetivos tácticos o de corto plazo", pero destacó que "el punto inicial" son los Gobiernos y parlamentos nacionales.

Por otro lado, admitió que en la crisis ha habido sectores "ganadores", como las plataformas digitales, y "perdedores", como la cultura, el turismo o las pymes, los cuales "necesitarán apoyo durante más tiempo que otros".

"No podemos retirar el apoyo en estos sectores demasiado pronto", afirmó.

(c) Agencia EFE