Britney Spears: El lado oculto de sus canciones

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 26 (EL UNIVERSAL).- Hace poco más de dos décadas, todos querían a Britney Spears, luego del fenómeno Baby one more time, álbum que vendió tan sólo en EU, 14 millones de copias.

Su disco debut, cuando ella tenía 17 años, fue acompañado de un videoclip del sencillo homónimo con ella enfundada en ropa escolar de falda corta, coletitas, playera blanca amarrada a la altura del ombligo y haciendo bailar a toda la clase.

Varios pensaron que desde la letra se tenía una carga sexual, pero la verdad, era otra.

El libro "The song machine: inside the hit factory", refiere que los autores de la canción Max Martin y Rami Yacoub, tenían como mera intención ocupar un tema teen para dárselo a la artista.

La frase que en español sería traducida como "Cariño, una vez más", indica el autor del libro, era simplemente para refrendar la petición de la chica que acaba de terminar una relación y tener una segunda oportunidad.

"My loneliness is killing" (mi soledad me está matando) y "When I'm not with you, i lose my mind, give me a sing" (cuando no estoy contigo, pierdo la cabeza, dame una señal), sería otra que confirma la versión.

Los paparazzi comenzaron a atosigarla, los fans se volvían locos en sus conciertos y los medios de comunicación siempre querían saber todo de quien apenas estaba dejando la adolescencia, pero que desde niña había estado bajo reflectores al ser una pequeña Disney.

En "Lucky", tema de "Oops!...I did it again", su segundo álbum, la nacida en Misisippi comenzó presuntamente a dejar indicios de que la fama estaba haciendo mella en su ser.

Si dos décadas antes Madonna había recreado el mito de Marilyn Monroe en su "Chica material", Britney había elegido a la llamada Meca del Cine para en el videoclip, mostrar a una actriz exitosa, que incluso ganaba el Oscar, pero aún así sufría y lloraba por estar sola.

"She's a star, but she cry, cry, in her lonely heart, thinking if there's nothing missing in my life. Then why do these tears come at night", dice en uno de los versos, el cual se traduciría como "es una estrella, pero llora en su corazón solitario, pensando si le falta algo en la vida, ¿por qué llegan esas lágrimas en la noche?".

Por la época y en el álbum In the zone, se incluyó "Touch of my hand", la cual si había dudas, marcaba los nuevos terrenos de Britney. Como el título lo dice se habla del autodescubrimiento femenino con la masturbación.

El mismo disco una frase del tema "(I got that) Boom Boom", que sería traducida como "Shorty, vamos al club y nos ponemos cachondos con Britney", era muestra de su nueva faceta.

Hace cuatro años el diccionario Oxford eligió "Toxic" como la palabra del año y afirmó que Spears tuvo un papel relevante en ello, gracias a su canción de 2003, en la cual se resignifica el concepto.

En su letra se habla de un amante como alguien peligroso, pero adictivo, lo que trazó de acuerdo con el diccionario una buena metáfora de lo que significa la palabra, lo cual ayudó a popularizarla.

La Fundación Civio, recoge el diario El País, detalló que hasta antes de este boom los medios de comunicación utilizaban la palabra para referirse a gases y vapores, para luego saltar a más esferas sociales como la familia.