Britney Spears lo hizo de nuevo, así han sido sus bodas

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, junio 12 (EL UNIVERSAL).- Britney Spears cumplió uno de sus sueños ahora que está casada con Sam Asghari, pues este matrimonio no sólo representa el culmino de su unión, sino el inicio de un vida en la que puede tomar decisiones propias, luego de haber vivido bajo la tutela de su padre; sin embargo, esta no es la primera vez que "la princesa del pop" contrae nupcias, la cantante dio el "sí" en dos ocasiones anteriores, ¿esta será la definitiva?

La decepción del primer amor

La vida amorosa de Britney siempre estuvo envuelta bajo la polémica, desde su relación con Justin Timberlake, líder de NSYNC, cuando ambos eran la sensación del pop, a inicios del siglo. El flechazo ocurrió cuando la cantante abrió uno de los conciertos de la boy-band en 1998. Al año siguiente, la pareja confirmó su relación y comenzó a vérseles en todos lados juntos: premiaciones, juegos de basquetbol y en la portada de las revistas juveniles de la época.

En esos tiempos fue también cuando la prensa de Estados Unidos persiguió la historia de la vida sexual de Spears, tras que declarara que esperaría al matrimonio para tener relaciones sexuales. Mucho se dijo acerca de que se trataba de un truco publicitario que enaltecía la imagen de una joven conservadora. Fue así como, cada que se presentaba la oportunidad, la cantante de "Baby one more time" tenía que evadir las preguntas en las que se le cuestionaba si ya había perdido la "virginidad" con Justin.

Pero la magia de su relación más larga, hasta ese momento, terminó en 2002 cuando Timberlake disolvió la relación por mensaje de texto, justo cuando la cantante se encontraba en el segundo día de grabaciones del videoclip de "Overprotected, Darkchild Remix". Hasta la fecha, el verdadero motivo de la ruptura de una de las parejas más mediáticas se desconoce, pero mucho se ha dicho con respecto a que Britney le fue infiel con el coreógrafo y amigo en común, Wade Robson.

Posterior al rompimiento, todo marchó cuesta abajo en la vida privada de Spears, historia confirmada por su hermana Jaime Lynn, en su autobiografía, en la que da cuenta de lo difícil que fue para Britney superar la relación.

Lo que pasa en Las Vegas, se queda en las Vegas

Dos años más tarde se casaría, en una boda improvisada, donde Britney vistió jeans a la cadera, una blusa corta que dejaba al descubierto el vientre y gorra blanca. La boda tuvo lugar en Las Vegas; el afortunado fue Jason Alexander, un amigo de la infancia de la cantante, pero sería cuestión de horas para que el encanto se disolviera, pues 55 horas más tarde que se llevara a cabo la ceremonia, la unión fue anulada.

¿Britney aprendió la lección?

Pero no bastó ni un año para que Britney volviera al altar. En esta ocasión con anillo de compromiso de por medio y una relación formal con Kevin Federline, un bailarín profesional que conoció en 2004, en el set del videoclip de "My Prerogative". Los pormenores de la boda quedaron documentados en el reality show de MTV "Britney and Kevin: Chaotic", en el que se ventiló los ratos buenos y malos de la relación.

Durante la ceremonia, Spears vistió dos vestidos de novias, diseñados por Monique Lhuillier, y más tarde, un conjunto deportivo personalizado por la firma Juicy Couture, con la frase bordada "Mrs. Federline".

Fruto de esta relación, nacieron los dos hijos de la cantante, Sean Preston Federline (2005) y Jayden James Federline (2006). Pero no todo fue miel sobre hojuelas, pues Kevin era asociado con el uso de drogas, financiadas con el dinero de la cantante. Más tarde, cuando el bailarín emprendió su carrera en la música y el rap la situación no mejoró, por lo que Britney decidió iniciar el proceso de divorcio en 2007. Y aunque en la actualidad llevan un trato cordial, en principio pasaron por una serie de episodios que acabaron con la imagen de la cantante.

¿El verdadero amor?

Britney tuvo otras relaciones, pero ninguna de ellas merecedora de volver a dar el "sí", no hasta que Sam Asghari llegó a su vida, de una forma muy parecida en la que conoció a Federline, pues cupido los flechó durante las grabaciones del vídeo "Slumber Party" en 2016, a partir de ese momento comenzaron una relación amorosa que, el pasado 9 de junio, fue sellada en una ceremonia privada con las amistades más cercanas a la cantante.

Madonna, Paris Hilton, Selena Gómez, Drew Barrymore y Donatella Versace, quien diseñó el vestido de novia, fueron algunas de las celebridades que acompañaron a la cantante, mientras que la familia Spears fue la gran ausente, pues desde que su padre, Jaime se hizo cargo de la custodia de la cantante, la relación familiar se vio severamente afectada, motivo por el que Britney ha pensado en demandar a algunos de los miembros de su familia.

Hace un par de meses, Britney anunció que estaba embarazada, pero semanas más tarde dijo que había perdido al bebé; sin embargo, este no es un impedimento para la cantante de 40 años que ha hecho público su deseo por agrandar la familia junto a Asghari, con quien se lleva 12 años de diferencia.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.