Gran Bretaña niega reportes de nueva relación con la UE

Una manifestación sobre el tema del Brexit en Londres el 19 de octubre del 2022.(Foto AP/Alberto Pezzali) (ASSOCIATED PRESS)

LONDRES (AP) — El gobierno británico negó el domingo un reporte según el cual está buscando una relación con la Unión Europea al estilo suizo que quitaría varias de las barreras comerciales impuestas por el Brexit.

El secretario de Salud, Steve Barclay, dijo al canal Sky News que “no reconozco” el reporte del Sunday Times, insistiendo en que Reino Unido sigue decidido a “usar las libertades del Brexit que tenemos” y no cumplir las normas de la UE en ciertas áreas.

Suiza tiene una estrecha relación con el bloque de 27 países a cambio de aceptar las normas y contribuir a su financiamiento.

El gobierno británico declaró que el “Brexit significa que jamás tendremos que aceptar una relación con Europa que implique la libertad de viajes, los pagos innecesarios a la Unión Europea o el riesgo a los plenos beneficios de acuerdos comerciales que ahora podemos forjar con todo el mundo”.

Pero a pesar de las negativas, el nuevo gobierno conservador del primer ministro Rishi Sunak desea restablecer relaciones con la UE, reconociendo que el Brexit le ha valido un costo económico a Gran Bretaña. El jefe del Tesoro, Jeremy Hunt, expresó la semana pasada optimismo de que las barreras comerciales entre el Reino Unido y la UE serán removidas en los próximos años.

El cambio surge mientras crece la oposición pública a lo más duro del Bexit, a pesar de que los británicos decidieron salirse de la UE en un referéndum que terminó en 52% contra 48% en 2016.

Según el experto en encuestas John Curtice, hoy un 57% de las personas votaría por regresar al bloque y el 43% por permanecer fuera.

Cuando el Reino Unido estaba negociando con la UE, los gobiernos conservadores de los primeros ministros Theresa May y su sucesor, Boris Johnson, descartaron permanecer dentro del mercado único europeo. Los políticos que querían vínculos más estrechos fueron ignorados o apartados.

El acuerdo de divorcio alcanzado por las dos partes en 2020 impuso controles aduaneros y otros obstáculos fronterizos para las mercancías, controles de pasaporte y otras molestias para los viajeros. Los británicos ya no pueden vivir y trabajar libremente la UE, y los ciudadanos del bloque no pueden mudarse al Reino Unido a voluntad.

El organismo de control fiscal del gobierno británico, la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria, dijo la semana pasada que salir de la UE ha tenido “un efecto adverso significativo en el comercio del Reino Unido”.

Sin embargo, es hasta ahora que miembros del gobierno comienzan a reconocer las desventajas del Brexit. Hunt, el tesorero, quien la semana pasada anunció aumentos de impuestos y recortes de gastos por 55.000 millones de libras (65.000 millones de dólares) para apuntalar una economía golpeada por una fuerte inflación, reconoció que el Brexit ha causado “barreras comerciales” con los vecinos más cercanos del Reino Unido.