Anuncios

Gran Bretaña y Canadá cancelan conversaciones comerciales por desacuerdos

ARCHIVO - El primer ministro británico Rishi Sunak degusta queso en compañía de su esposa, Akshata Murty, durante una visita a un mercado de comida y bebida que promociona a pequeños comercios británicos, en Downing Street de Londres, el miércoles 30 de noviembre de 2022. (Toby Melville/Pool vía AP, archivo)

LONDRES (AP) — El gobierno británico canceló conversaciones comerciales con Canadá debido a desacuerdos relacionados con la importación y exportación de carne de res y queso.

Ambos países han estado negociando un nuevo acuerdo comercial durante los últimos dos años desde que Gran Bretaña salió de la Unión Europea. El comercio entre los dos seguía en gran medida bajo los mismos términos que se pactaron originalmente cuando Gran Bretaña era miembro del bloque.

En un comunicado emitido la noche del jueves, el Reino Unido señaló que “sigue abierto” a reiniciar las conversaciones más adelante, pero que hasta el momento no ha habido avances. El comercio anual bilateral está valuado en unos 33.000 millones de dólares.

Con el tiempo, a medida que avanzaban las discusiones, los negociadores canadienses se vieron cada vez más presionados por las industrias nacionales de la carne y los quesos.

La industria de la carne quería acceso al Reino Unido para su carne con hormonas, mientras que los líderes de la industria del queso en Canadá advirtieron sobre el impacto económico del queso libre de aranceles procedente de Gran Bretaña, principalmente el cheddar. Las exportaciones de queso libres de aranceles desde Gran Bretaña finalizaron a finales de 2023.

La ministra de Comercio de Canadá, Mary Ng, dijo en la red social X, que el gobierno “nunca aceptará un acuerdo que no sea bueno para nuestros trabajadores, agricultores y empresas”.

Minette Batters, presidenta del Sindicato Nacional de Agricultores de Inglaterra y Gales, elogió al gobierno británico, especialmente por su aparente negativa a permitir la importación a Gran Bretaña de carne vacuna ligada a hormonas.

“El comercio de productos agrícolas es siempre lo primero que se discute y sobre lo último en que se logra un acuerdo”, afirmó. “Me alegra que el gobierno se haya mantenido firme en su postura y no haya cedido”.

Los promotores del Brexit en 2016 aseguraban que uno de los principales beneficios de salir de la UE era que Gran Bretaña iba a poder negociar su propia política comercial, independiente de la del bloque.

Sin embargo, se han negociado pocos acuerdos comerciales nuevos desde el Brexit, y cualquier beneficio resultante se considera modesto en comparación con los obstáculos al comercio que se han impuesto ahora entre Gran Bretaña y la UE. Antes del Brexit, Gran Bretaña podía comerciar libremente dentro del bloque.

El gobierno británico intentó restar importancia a la ruptura de las conversaciones.

“Es un beneficio de nuestro estatus comercial independiente el que podamos insistir en los detalles de todos y cada uno de los acuerdos para garantizar que funcionen, específicamente en beneficio de los intereses del Reino Unido”, dijo Camilla Marshall, portavoz del primer ministro británico, Rishi Sunak.

“Estamos abiertos a reiniciar las conversaciones con Canadá en el futuro, donde podamos construir una relación comercial que beneficie a las empresas y a los consumidores de ambas partes”, añadió. “No hay una fecha para ello”.