Brasil: La mayor favela de Rio mejor vigilada que Londres

MÁS DESTACADO EN AMÉRICA LATINA

La Rocinha, la mayor favela de Rio de Janeiro, se convirtió en uno de los lugares "mejor vigilados del mundo" con la instalación esta semana de 80 cámaras de última generación conectadas las veinticuatro horas, explicó el jueves a la AFP un responsable de la seguridad.

"Tenemos una cámara por cada 860 habitantes. Antes era Londres la ciudad mejor vigilada, con una cámara por cada 862 habitantes, pero ahora somos nosotros", dijo el subcomandante de la Unidad de Policía Pacificadora de la Rocinha (UPP), Neyfson Borges.

Un año después de que el Ejército y la policía invadieran la Rocinha y expulsaran a los traficantes de la droga, las cámaras fueron instaladas en catorce lugares estratégicos, la primera iniciativa de este tipo en una de las favelas "pacificadas" de la ciudad.

"Fue necesario, en razón del gran número de habitantes que tenemos, son 70.000, y de la geografía de la favela, un territorio escarpado con un laberinto de callejuelas de difícil acceso", explicó el responsable.

Apenas un 20% de la favela es transitable en auto, por lo que los policías se ven obligados a patrullar en moto y a pie, y las cámaras y equipos de comunicación de radio deben facilitar, subrayó.

En 2012 todavía se produjeron doce homicidios en esta comunidad de 840.000 m2, ubicados sobre las colinas que se alzan sobre el mar.

El ultimo asesinato fue el de un policía de 25 años, el 14 de setiembre.

"Las cámaras de 360 grados aumentan entre tres y seis veces las imágenes que captan incluso en la oscuridad gracias a su sistema infra-rojo", dijo Borques.

"Gracias a las cámaras ya pudimos detener a algunas personas por consumo de tráfico y robos", añadió sobre el flamante equipo nuevo de vigilancia.

"Esta vigilancia es buena porque nos garantiza más seguridad", dijo el joven Joao, de 12 años, a la AFP.

"Pienso que es positivo para aumentar la seguridad", dijo Aldeni, una mujer de 39 años, que no lo consideró "una invasión a nuestra vida privada".

En septiembre de 2011, las Fuerzas Armadas y la Policía ingresaron a la favela con blindados para expulsar a los narcotraficantes que impusieron su ley durante 30 años, dentro de un programa de "pacificación" de las favelas ante el Mundial de Fútbol de 2014 y las Olimpíadas de 2016.

Actualmente, más de 5.500 policías vigilan 140 comunidades pobres de Rio de Janeiro.

Un año después de que el Ejército y la policía invadieran la Rocinha y expulsaran a los traficantes de la droga, las cámaras fueron instaladas en catorce lugares estratégicos, la primera iniciativa de este tipo en una de las favelas "pacificadas" de la ciudad.

Cargando...