Anuncios

Boxeo polémico: lo tiraron, podía perder, pero el referí lo salvó con una cuenta interminable y luego ganó por KO

El reloj sigue corriendo, Navarrete espera el OK del referí y Wilson será el gran perjudicado
El reloj sigue corriendo, Navarrete espera el OK del referí y Wilson será el gran perjudicado

Noche pugilística con polémica en el Desert Diamond Arena, en Glendale, Arizona. Emanuel “El Vaquero” Navarrete, de 28 años, uno de los boxeadores mexicanos de mayor prestigio del momento, iba en busca de una nueva corona. Ya se había consagrado entre los supergallos y los plumas y la nueva misión era lograr el cetro máximo entre los superplumas. Frente a él, el australiano Liam Wilson.

Navarrete llegaba con un récord de 36 victorias (30 KO) y una derrota, sufrida bien lejos en el tiempo: en 2012, frente a su compatriota Daniel Argueta, por decisión unánime. Era la primera temporada como profesional del “Vaquero”. Favorito para la pelea, llevaba una leve ventaja luego de los tres primeros asaltos. Como que estaba entrando en calor para ir por el remate. El australiano tenía una marca de 11 victorias, con 7 KO, y una derrota.

Navarrete en el piso, Wilson a otro rincón y el referí con el conteo en espera
Navarrete en el piso, Wilson a otro rincón y el referí con el conteo en espera - Créditos: @Mikey Williams/Top Rank Inc

De pronto, la sorpresa. Una izquierda de Wilson lo tomó mal parado y quedó sentido. El australiano se lanzó al ataque y consiguió el objetivo: derribar a Navarrete. Fueron eternos segundos de ansiedad en Arizona. Eternos, literalmente. Porque luego de un lento conteo hasta 8, el referí Chris Flores prolongó más los tiempos. Primero le preguntó al mexicano si estaba bien (algo normal en estos casos). Y acto seguido, cuando parecía que le daba el pase para continuar, se interpuso en el camino para recoger el protector bucal del piso. Incluso, se lo vio a Navarrete hablarle al árbitro, pidiéndole que “enjuagara el protector”, algo que el árbitro no hizo.

Lo cierto fue que desde que tocó la lona hasta que volvió a pelea transcurrieron de 27 a 28 segundos. Segundo más, segundo menos, claramente más de lo habitual. Incluso, Navarrete fue acusado de haber dejado caer “a propósito” el protector mientras se agarraba de las cuerdas para mantener la posición vertical con el fin de ganar tiempo de recuperación. En verdad, estaba bastante sentido.

Así estaban las tarjetas en el momento de la definición, con Navarrete al frente por uno y tres puntos
Así estaban las tarjetas en el momento de la definición, con Navarrete al frente por uno y tres puntos

Pasado ese duro momento en el que bien pudo perder el combate, Navarrete se recuperó y estableció dominio en la pelea. Fue acumulando ventajas en las tarjetas. Hasta tener su pasaje más propicio para vulnerar la defensa de su rival y vencerlo por KO técnico en el noveno asalto. Consiguiendo de esa forma el título mundial de los superplumas. Además, se convirtió en el décimo pugilista azteca en ganar títulos mundiales en tres categorías diferentes.

“Creo que la cuenta fue un poco lenta y pude ganar la pelea. En mi esquina contaron casi 20 segundos”, dijo Wilson luego del combate. Se quedó corto, por cierto, con la estimación del tiempo.

Fue una pelea con ciertas anormalidades, que ya había comenzado mal desde el pesaje. Ello en virtud del escándalo que se generó por la grave acusación de manipulación de la báscula para favorecer a Navarrete, que al parecer, no habría podido dar el peso reglamentario. De acuerdo con lo informado por “Sólo Boxeo”, según la prensa australiana, “el equipo de Wilson amenazaba con no presentarse si no le aclaraban lo sucedido con la balanza, en donde insólitamente le bajaron el peso al mismísimo australiano.

La victoria de Navarrete

Consumada la victoria sobre Wilson, comenzaron las especulaciones a futuro. Se habla de la concreción de un anhelado y postergado choque de Navarrete con su compatriota Oscar Valdez, bicampeón mundial (plumas y superplumas), que podría darse en junio próximo. Fuentes consultadas por ESPN KNOCKOUT revelaron que el promotor Bob Arum, mandamás de Top Rank, confirmó esta posibilidad.

Con una marca de 30-1 y 23 nocauts, Valdez, de 32 años, necesita de un impacto luego de haber perdido el invicto el año pasado ante Shakur Stevenson. Y El Vaquero Navarrete es el indicado.

Otros conteos más extensos de lo normal

La situación vivida en la pelea entre Navarrete y Wilson hizo recordar a otras dos peleas con situaciones parecidas. Una de ellas fue en Tokio, el 11 de febrero de 1990, y significó nada menos que la primera derrota del temible Mike Tyson. La cuenta del árbitro mexicano Octavio Meyrán que recibió su rival, James “Buster” Douglas, fue extensa, se reincorporó como pudo aproximadamente a los 15 segundos y luego terminaría sorprendiendo al mundo con un fulminante KO sobre Iron Mike en el 10° asalto. Histórico.

El otro caso fue en la primera pelea de la trilogía, también de los pesados, que sostuvieron Tyson Fury y Deontay Wilder. Transcurrió en 2018, en el Staples Center, la casa de Los Angeles Lakers. Fury resultó el beneficiado por la cuenta más prolongada en el último round (unos 20 segundos hasta que el referí le dio el pase) y de esa manera alcanzó a terminar en pie el combate. El fallo posterior, en las tarjetas, fue empate, en decisión dividida. En 2020 y 2021, en Las Vegas, el calvo británico triunfó por KO.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

La lección de la actriz Odemaris Ruíz luego de que un productor le pidiera rebajarse los colmillos