Anuncios

Boxeador cubano asegura que lo peor acabó de la mano de Ismael Salas y Erislandy Lara. Regresa al ring en diciembre

Joahnys Argilagos se fue de Miami buscando oxígeno para su carrera. Después de una amarga derrota y ante la ausencia de su entrenador de los últimos tiempos, el cubano partió a Las Vegas para reencontrarse con su mejor versión guerrera y recuperar la confianza.

Este 17 de diciembre regresa al ring en la Ciudad del Pecado para su primera presentación bajo la guía del profesor Ismael Salas, como miembro del Team Lara y después de haber superado un período adverso que le vio caer en su carrera profesional, cuando perdió en enero ante el venezolano Michell Banquez.

Dos veces campeón mundial amateur, Argilagos espera revivir su promesa y confía que en estas nuevas circunstancias su talento volverá a brillar en una división que este sábado vera a sus dos mayores exponentes, Juan Francisco Estrada y Román González, pelear por la historia y el legado.

¿Has encontrado en Las Vegas lo que estabas buscando?

‘Sí, lo hemos encontrado con el gran entrenador Ismael Salas. Es como una familia en el gimnasio y estamos entrenando al máximo. Hace cuatro meses que llevo acá arriba, preparándome y esperando la fecha y hace un par de semanas me dijeron que iba a pelear el 17 de diciembre en la cartelera de Rivera contra Martin. Aún no sabemos contra quién, pero estamos listos’’.

¿Cómo fueron esos primeros días con Salas?

“Me recibió muy bien. Tuvimos química desde que nos encontramos. El primer entrenamiento fue bastante agradable. Es un gran entrenador y sabe crear como una familia’’.

Este 17 de diciembre Joahnys Argilagos regresa al ring en la Ciudad del Pecado para su primera presentación bajo la guía del profesor Ismael Salas, como miembro del Team Lara y después de haber superado un período adverso.
Este 17 de diciembre Joahnys Argilagos regresa al ring en la Ciudad del Pecado para su primera presentación bajo la guía del profesor Ismael Salas, como miembro del Team Lara y después de haber superado un período adverso.

Recuerdo tu derrota contra Banquez, fueron días difíciles para ti.

“Sí, fue un tiempo bien difícil después de aquella derrota. Ya ha pasado prácticamente un año fuera del cuadrilátero y he sabido superar esa amarga experiencia. Son cosas que pasan en el boxeo. Son pruebas que te pone la vida y el mismo boxeo. Pero estamos de regreso, agradeciéndole al Team Lara que me ha guiado a esta nueva etapa de mi carrera, a mis seguidores, a mi familia’’.

Hablas del Team Lara, ¿cómo te unes a Erislandy?

“Después de esa derrota, siempre hemos mantenido la comunicación. Hablamos y él me dio muchos consejos, me dijo que no pasaba nada, que debía seguir adelante y que me iba a apoyar. Después de esa pelea decidí tomar otros horizontes, cambiar mi equipo de trabajo y el Team Lara me abrió los brazos. Todo ha fluido bastante bien’’.

¿Qué te dice que ahora sí has encontrado el camino?

“Digo que voy a ser campeón mundial, sin importar lo que diga la gente. Sé lo que doy, sé el talento que tengo. Mi amarga experiencia le puede pasar a cualquiera. Por eso me vine a Las Vegas. Otro aire, otro ambiente, nuevo equipo de trabajo, nueva esquina. Me siento superbien, supermotivado. Estoy entrenando al ciento por ciento y eso me dice que sí, que sí puedo’’.

Este 17 de diciembre Joahnys Argilagos regresa al ring en la Ciudad del Pecada para su primera presentación bajo la guía del profesor Ismael Salas, como miembro del Team Lara y después de haber superado un período adverso
Este 17 de diciembre Joahnys Argilagos regresa al ring en la Ciudad del Pecada para su primera presentación bajo la guía del profesor Ismael Salas, como miembro del Team Lara y después de haber superado un período adverso

¿Te gusta Las Vegas?

“Sí, cómodo, enfocado, rodeado de grandes boxeadores que van al gimnasio de Salas a entrenar. Se ve mucho más el movimiento acá arriba de lo que es el boxeo. La preparación acá arriba es a un nivel más alto, las montañas. Todo es diferente a Miami’’.

¿Qué quisieras que vieran en ti el 17 de diciembre?

“Solo que vean la pelea y adviertan un cambio radical. Llevo cuatro meses de entrenamiento, puliendo detalles, preparándonos al máximo y nuevamente verán brillar al Pequeño Gigante dentro del cuadrilátero’’.