Borrachos se inyectan crema en el pene tras ver un tutorial en YouTube

Kashmira Gander / Newsweek
·3  min de lectura

DOS HOMBRES se emborracharon y se inyectaron crema en el pene con la esperanza de agrandarlo, pero más bien terminaron con una hinchazón dolorosa, según los médicos que los atendieron.

Los hombres anónimos —de 30 y 32 años, respectivamente— bebían mientras discutían cuánto les gustaría tener penes más grandes. Luego buscaron tutoriales en YouTube sobre cómo lograrlo.

Los amigos luego se inyectaron uno al otro en varias áreas del pene un tubo completo de 30 gramos de crema para eliminar hematomas, según una carta al editor de la revista Annales de Dermatologie et de Vénéréologie, en la cual documentaban sus casos. La crema para hematomas está diseñada para tratar problemas en los que la sangre se acumula afuera de los vasos sanguíneos.

En el transcurso de la noche, los penes de los hombres gradualmente empezaron a doler e hincharse. Horas después de inyectarse la crema, el par visitó la sala de emergencia del departamento de dermatología de un hospital en la ciudad francesa de Estrasburgo. Los hombres sufrían de un padecimiento conocido como edema del pene, en el que el órgano se inflama.

También puedes leer: Mujer da a luz en un inodoro; ‘no sabía que estaba embarazada’, dice

Los médicos examinaron a los hombres y hallaron que tenían lo que se describió como “penes alargados edematosos”, cuando se acumula un exceso de fluido en un área. Los médicos también descubrieron los sitios donde los hombres se inyectaron en los genitales. Los penes estaban “firmes y dolorosos” al tacto, según los médicos.

El equipo les aconsejó a los hombres que descansaran, tomaran analgésicos y regresaran para una cita de seguimiento. Desgraciadamente, escribieron los médicos, los hombres no regresaron.

Los médicos dijeron que inyectarse el pene es una práctica antigua, y la gente puede sentirse motivada por una variedad de factores, incluida la baja autoestima por el tamaño, o la creencia de que mejorará su rendimiento sexual.

Otros podrían inyectarse el pene en lo que se conoce como fiestas de químicos y sexo, donde la gente toma drogas para mejorar el sexo. Aparte de crema, se sabe que la gente usa sustancias como jalea de petróleo, aceite de hígado de bacalao, aceites minerales, silicón, el esteroide anabólico nandrolona y parafina.

Quizá te interesa: Enfermedades bucales han aumentado con la pandemia de COVID-19

Muy a menudo, como fue el caso de los hombres en Francia, las complicaciones incluyen dolor y retención del fluido, pero también ha habido reportes de pacientes que desarrollan úlceras, abscesos y gangrena.

Inyectarse el pene puede destruir el eje del órgano y provocar disfunción eréctil, dijeron los médicos.

Los especialistas escribieron: “Los médicos y pacientes deben estar conscientes de los riesgos de estas prácticas, pues se han vuelto más frecuentes dada la presencia de tutoriales en línea. Se necesita más información para alertar a los sujetos sobre la posibilidad de complicaciones a largo plazo e irrevocables”.

Los hombres que están preocupados por el tamaño de su pene deberían hablar con un profesional de salud antes de probar tratamientos, dice el profesor Kevan Wylie, consultor de medicina sexual, en el sitio web del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido.

No te puedes perder: Estudio sobre el pene relaciona la infertilidad masculina con el tamaño de los genitales

Wylie, quien no se involucró en el tratamiento de los hombres, comentó: “Muchos hombres a quienes les preocupa el tamaño de su pene usualmente tienen problemas generales de imagen corporal. Lo que sucede es que ellos tienden a enfocar su mala imagen corporal en sus penes.

“A menudo, la orientación puede marcar una gran diferencia en el paciente al aumentar la autoestima, corregir las visiones distorsionadas de su imagen corporal y aprender más sobre lo que hace atractiva a la gente”. N

—∞—

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek