Boris Johnson: seis ministros más renuncian a la vez mientras el primer ministro se aferra al poder

·3  min de lectura

Seis ministros más renunciaron al gobierno de Boris Johnson, mientras el asediado primer ministro lucha por salvar su debilitado cargo.

Esto surge después de que Michael Gove le dijera a Johnson que debe renunciar. El secretario de la política “Leveling Up” pronunció el mensaje en una reunión el miércoles por la mañana, según entiende The Independent.

La ministra de Igualdad, Kemi Badenoch, Julia López, Lee Rowley, Neil O’Brien, Alex Burghart y Mims Davies anunciaron su renuncia, elevando así el número total de ministros salientes el miércoles a 12.

En una carta conjunta, cinco ministros señalaron que el gobierno “no puede funcionar por los temas que han salido a la luz y la forma en que se han manejado”. Luego, Davies renunció como ministra de empleo y dijo que los “tories” “necesitan un nuevo comienzo”.

El ministro del Tesoro, John Glen, y la ministra del Ministerio del Interior, Victoria Atkins, se encuentran entre un grupo de seis ministros que renunciaron al gobierno el miércoles temprano, citando el “mal juicio” y la falta de integridad del primer ministro.

Jo Churchill no tardó en renunciar como ministro de salud, Stuart Andrew renunció como ministro de vivienda, Robin Walker renunció como ministro de estándares escolares y Will Quince se fue como ministro de niños y familias.

Más de 25 renuncias de ministros, asesores y enviados siguieron a la sensacional salida del gabinete de Rishi Sunak y Sajid Javid el martes por la noche.

El primer ministro ahora enfrenta una ardua batalla para aferrarse al n° 10 de Downing Street después de que su gestión del escándalo del ex jefe adjunto del partido, Chris Pincher, provocara la indignación de sus colegas conservadores.

Un número creciente de parlamentarios conservadores exigen un cambio de reglas inmediato en el libro de reglas de diputados ordinarios del Comité de 1922 para obligar a Johnson a dejar el cargo.

Mientras continuaba la distribución constante de cartas de renuncia de ministros subalternos y asistentes ministeriales el miércoles, los nuevos parlamentarios conservadores declararon su oposición a que Johnson continuara en el número 10.

El plazo para que Johnson se enfrente a otro voto de censura en su liderazgo podría acortarse drásticamente si los conservadores de alto nivel en el Comité de 1922 respaldan un cambio de reglas más tarde el miércoles por la tarde.

Bajo las reglas actuales del Comité de diputados conservadores de 1922, el primer ministro no puede enfrentar otro cuestionamiento dentro de un año a partir de su inestable victoria el mes pasado.

Pero esto podría anularse si el ejecutivo del grupo, que se reunirá a las 4 pm, sigue adelante con un cambio propuesto a las reglas mientras la autoridad de Johnson se evapora con una serie de renuncias ministeriales.

Robert Halfon, quien está en el Comité de 1922 y se ha mantenido leal, dijo: “Si hay un voto por un cambio en el liderazgo, ahora votaré por ese cambio”.

El parlamentario conservador Gary Sambrook recibió una ronda de aplausos de los diputados laboristas después de pedirle a Johnson que renunciara durante la sesión de preguntas al primer ministro.

El secretario ejecutivo del Comité 1922 del partido acusó a Johnson de intentar “culpar a otras personas por los errores”, y le dijo directamente: “Asume la responsabilidad y renuncia”.

Lee Anderson, un conservador del muro rojo de 2019, también cuestionó la integridad del primer ministro y retiró su apoyo, diciendo que la decisión del primer ministro de darle un trabajo a Pincher “no fue una buena designación”.

El líder laborista Keir Starmer arremetió contra Johnson y las múltiples renuncias de los conservadores, ridiculizándolo como “el primer caso de hundimiento del barco que huye de la rata”.

Javid pidió a sus antiguos colegas del gabinete que expulsaran a Johnson, y le dijo a la Cámara de los Comunes que había renunciado porque había llegado a la conclusión de que el primer ministro era “el problema” y no cambiaría.

Al pedir a sus excolegas que actúen, el secretario de salud saliente dijo: “Tendrán su propia razón [para quedarse]. Pero tienen una opción... Seamos claros, no hacer algo es una decisión activa”.