¿Puede Bolsonaro terminar preso? Sus aliados temen que el riesgo ahora sea más alto

TOPSHOT - El presidente brasileño, Jair Bolsonaro (C), camina en el Palacio Alvorada en Brasilia, el 31 de octubre de 2022, un día después de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. - Un Brasil tenso esperaba el próximo movimiento de Jair Bolsonaro el lunes, ya que el titular de extrema derecha permaneció en silencio después de perder una segunda vuelta en la elección presidencial ante el veterano izquierdista Luiz Inacio Lula da Silva, quien ahora enfrenta una lista difícil de hacer. Bolsonaro fue derrotado por Lula con un puntaje de 51 por ciento contra 49 por ciento, la carrera más reñida desde que Brasil regresó a la democracia después de su dictadura militar de 1964-1985. (Foto por EVARISTO SA / AFP)
TOPSHOT - El presidente brasileño, Jair Bolsonaro (C), camina en el Palacio Alvorada en Brasilia, el 31 de octubre de 2022, un día después de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. - Un Brasil tenso esperaba el próximo movimiento de Jair Bolsonaro el lunes, ya que el titular de extrema derecha permaneció en silencio después de perder una segunda vuelta en la elección presidencial ante el veterano izquierdista Luiz Inacio Lula da Silva, quien ahora enfrenta una lista difícil de hacer. Bolsonaro fue derrotado por Lula con un puntaje de 51 por ciento contra 49 por ciento, la carrera más reñida desde que Brasil regresó a la democracia después de su dictadura militar de 1964-1985. (Foto por EVARISTO SA / AFP) - Créditos: @EVARISTO SA

BRASILIA.-Al dejar el cargo de presidente de Brasil, Jair Bolsonaro perdió sus fueros. Esto significa que ahora puede responder a procesos en la justicia común. La pérdida de amplias protecciones lo deja más expuesto a investigaciones penales y electorales que podrían conducir a su arresto o impedir que se postule para el cargo.

Bolsonaro se fue de Brasil a Florida después de perder ante el presidente izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva en la votación más tensa de Brasil en una generación. No está claro cuánto tiempo planea quedarse en Florida, donde vive su ídolo político, el expresidente estadounidense Donald Trump. El viaje de Bolsonaro a Estados Unidos lo aísla de cualquier riesgo legal inmediato en Brasil, donde está siendo investigado en al menos cuatro investigaciones penales. El asalto a las sedes de los tres poderes del Estado aumentó el riesgo de que termine preso, según dijeron aliados cercanos del expresidente-

“Creo que, a medio plazo, no escapa”, evaluó ayer un magistrado que siguió los acontecimientos en Brasilia.

Antes de que cientos de extremistas de Bolsonaro invadieran las instalaciones del Palacio de Planalto, el Tribunal Supremo (STF) y el Congreso, los interlocutores de Bolsonaro evaluaban que había un riesgo medio de arresto. Ahora, la lectura compartida por aliados del expresidente y por ministros de tribunales superiores escuchados por el equipo de la columna es que la situación de Bolsonaro se volvió muy delicada.

Partidarios del expresidente de Brasil Jair Bolsonaro protestan ante el Palacio de Planalto en Brasilia, Brasil, el domingo 8 de enero de 2023. (AP Foto/Eraldo Peres)
Partidarios del expresidente de Brasil Jair Bolsonaro protestan ante el Palacio de Planalto en Brasilia, Brasil, el domingo 8 de enero de 2023. (AP Foto/Eraldo Peres)

Estos aliados de Bolsonaro y magistrados evalúan que las protestas golpistas desmoronarán el capital político del ex jefe del Ejecutivo, ya desgastado por su viaje a Estados Unidos mientras cientos de extremistas acampaban bajo la lluvia frente a cuarteles para protestar por los resultados de las últimas elecciones presidenciales.

En el cálculo político de sus aliados, cuanto más vulnerable sea Bolsonaro y menos apoyo popular reúna, mayores serán las posibilidades de que se convierta en “presa fácil” del Poder Judicial y acabe en la cárcel.

Su futuro ahora puede depender del camino trazado por el juez de la Corte Suprema Alexandre de Moraes, así como de los cálculos políticos de Lula, quien fue encarcelado por la Corte Suprema en 2018.

Después de hoy, Alexandre tendrá todo el respaldo que necesita”, dijo ayer un colega de Moraes en el Tribunal Superior Electoral (TSE).

Según la constitución de Brasil, un presidente en funciones solo puede ser arrestado si es condenado por la Corte Suprema. Sin embargo, una vez que deja el cargo, puede ser juzgado por tribunales inferiores más rápidos.

Jair Bolsonaro y Luiz Inácio Lula da Silva
Jair Bolsonaro y Luiz Inácio Lula da Silva - Créditos: @MAURO PIMENTEL

Cuando asumió el cargo, Lula lanzó una amenaza velada a Bolsonaro, cuyas afirmaciones infundadas de fraude en las elecciones presidenciales del año pasado dieron origen a un movimiento violento de negadores de las elecciones. “No tenemos ningún espíritu de venganza contra quienes intentaron subyugar a la nación a sus designios personales e ideológicos, pero garantizaremos el estado de derecho”, dijo, sin mencionar a Bolsonaro por su nombre. “Los que erraron responderán por sus errores”.

Aunque el poder judicial de Brasil es independiente, en la práctica los presidentes pueden influir en las investigaciones penales.

La policía federal, que ha investigado a Bolsonaro y sus aliados, está subordinada al Ministerio de Justicia de Lula. La fuerza relativamente independiente ahora está dirigida por Andrei Rodrigues, un aliado de Lula que dirigió la seguridad del izquierdista durante una campaña marcada por la violencia bolsonarista.

A partir de septiembre, Lula podrá instalar su propio fiscal general, quien tiene el poder de acusar a Bolsonaro si sus casos continúan en la Corte Suprema. Los críticos acusan a Augusto Aras, el actual fiscal general, de proteger a Bolsonaro al negarse a presentar cargos en su contra.

Investigaciones del Tribunal Supremo

Las cuatro investigaciones penales que ya estaban en marcha antes de la derrota electoral de Bolsonaro incluyen acusaciones de que se apoyó en la policía federal para proteger a sus hijos, difundió falsedades electorales conocidas y albergó una granja de trolls que difundía desinformación desde su oficina presidencial.

Los cuatro están dirigidos por Moraes, que ha sido ridiculizado por los partidarios de Bolsonaro como un déspota no elegido que censura la libertad de expresión. Una investigación separada dirigida por Moraes sobre las protestas violentas de los que niegan las elecciones ya ha producido varios arrestos.

Los partidarios del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, bloquearon por segundo día las principales carreteras mientras aumentan las tensiones por su silencio tras perder por poco la reelección frente a su acérrimo rival Luiz Inacio Lula da Silva. La Policía Federal de Carreteras (PRF) informó el martes de más de 250 bloqueos totales o parciales de carreteras en al menos 23 estados por parte de partidarios de Bolsonaro, mientras que los medios locales dijeron que las protestas frente al principal aeropuerto internacional del país en Sao Paulo retrasaron a los pasajeros y provocaron la cancelación de varios vuelos.
Los partidarios del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, bloquearon por segundo día las principales carreteras mientras aumentan las tensiones por su silencio tras perder por poco la reelección frente a su acérrimo rival Luiz Inacio Lula da Silva. La Policía Federal de Carreteras (PRF) informó el martes de más de 250 bloqueos totales o parciales de carreteras en al menos 23 estados por parte de partidarios de Bolsonaro, mientras que los medios locales dijeron que las protestas frente al principal aeropuerto internacional del país en Sao Paulo retrasaron a los pasajeros y provocaron la cancelación de varios vuelos. - Créditos: @CAIO GUATELLI

La situación del expresidente se puede ahora complicar todavía más tras el ataque a las sedes de la Presidencia, el Congreso y el Tribunal Supremo del país este domingo en Brasilia.

“Personalmente, veo un mayor riesgo de un arresto previo al juicio si surge alguna evidencia de que él está directamente involucrado en actos antidemocráticos recientes”, dijo Tatiana Stoco, profesora de derecho en el Insper de Sao Paulo. “Es probable que eso suceda si se demuestra que está alentando, promoviendo o financiando tales actos”.

Extradición

Moraes podría firmar una orden de arresto contra Bolsonaro mientras esté en Estados Unidos, lo que, según los expertos legales, es poco probable pero no imposible.

La policía brasileña probablemente necesite más tiempo para recopilar pruebas contra Bolsonaro, dijo el abogado constitucional Camilo Onoda Caldas, y agregó que las cosas podrían acelerarse si Bolsonaro adopta un tono agresivo mientras está en Estados Unidos. “Una de las motivaciones centrales de Bolsonaro para permanecer en el poder fue protegerse a sí mismo y a sus hijos”, dijo Caldas. “Como ya no es presidente y es mucho más vulnerable, debe adoptar una postura mucho más defensiva”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Incluso si Moraes emitiera una orden de arresto, los expertos dijeron que una eventual extradición a Brasil podría llevar años, sin garantía de que los tribunales estadounidenses compartan la opinión del poder judicial brasileño de que los presuntos delitos de Bolsonaro son extraditables.

“Los delitos políticos suelen ser bastante difíciles de perseguir mediante la extradición”, estableció John Feeley, quien fue embajador de Estados Unidos en Panamá entre 2016 y 2018, cuando la nación centroamericana solicitó la extradición de su expresidente Ricardo Martinelli. En cambio, según Feeley, Moraes podría preferir esperar a que Bolsonaro regrese a Brasil e ir tras él a su llegada: “No puede quedarse en Florida para siempre”.

Bolsonaro también enfrenta 12 solicitudes de investigación en el Tribunal Superior Electoral (TSE) por afirmaciones infundadas de que el sistema electoral de Brasil es susceptible de fraude, así como presuntos abusos de poder por otorgar beneficios económicos para ganar votos. Si el TSE confirma esas acusaciones, Bolsonaro podría ser declarado inelegible para cargos de elección popular.

Los expertos dijeron que Lula probablemente actuará con cuidado por temor a convertir a Bolsonaro en un mártir. Apaciguar a sus fanáticos y cooptar a sus aliados puede ser la mejor manera de neutralizar su amenaza.

Agencia Reuters y Diario O Globo