Anuncios

Bolivia rechaza las "acciones violentas" en Brasil y expresa respaldo a Lula

La Paz, 08 ene (EFE).- El Gobierno de Bolivia manifestó su apoyo al presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y rechazó las acciones violentas contra las sedes de los tres poderes del Estado en Brasilia que fueron invadidas este domingo por seguidores radicales del exmandatario Jair Bolsonaro.

"Rechazamos las acciones violentas de las últimas horas, en contra de las instituciones democráticas de la República Federativa del Brasil y reiteramos el apoyo al hermano pueblo del Brasil y a su presidente, Lula Da Silva, democráticamente electo en las urnas", indica un pronunciamiento de la Cancillería boliviana en las redes sociales.

El ministro boliviano de Exteriores, Rogelio Mayta, expresó en Twitter "toda la solidaridad" al Gobierno de Lula y consideró que Latinoamérica tiene el "reto" de defender las "democracias impidiendo que triunfen los discursos de odio, las soluciones por la violencia fratricida, y las acciones anti democráticas".

El Gobierno de Luis Arce y su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), tienen afinidad política con Lula da Silva, que en sus dos primeros períodos presidenciales también tuvo como aliado al expresidente Evo Morales (2006-2019).

Morales manifestó en Twitter su condena a "las acciones golpistas de bolsonaristas que asaltaron el congreso y otras instituciones democráticas de Brasil".

"Nuestra solidaridad con el hermano @LulaOficial y pueblo brasilero. La derecha bolsonarista sigue el ejemplo de (el expresidente estadounidense Donald) Trump y no admite su derrota", agregó el exmandatario boliviano.

Miles de partidarios de Bolsonaro invadieron este domingo la sede del Congreso Nacional y sucesivamente, el Palacio de Planalto, sede del Gobierno, y el edificio del Tribunal Supremo en la capital brasileña.

Los radicales, que no reconocen el resultado de las elecciones presidenciales del pasado 30 de octubre en las que Lula se impuso a Bolsonaro por estrecho margen, piden una intervención militar para derrocar al presidente brasileño.

Lula, que juró el cargo el 1 de enero, se encuentra de visita en el interior del estado de Sao Paulo para acompañar a las víctimas de las intensas lluvias de los últimos días.

En tanto que Bolsonaro está en Estados Unidos desde dos días antes de la investidura de Lula, a quien no entregó el cargo, sin previsión oficial de vuelta.

(c) Agencia EFE