Anuncios

Bolivia protesta por declaraciones del presidente de Uruguay

LA PAZ, Bolivia (AP) — El gobierno de Bolivia rechazó categóricamente el viernes las recientes declaraciones del presidente uruguayo Luis Lacalle Pou, quien en una entrevista a una televisora de su país dijo que los “peces gordos” del narcotráfico están en Colombia, Paraguay y Bolivia.

En un comunicado la cancillería boliviana informó que convocó al embajador uruguayo en Bolivia “a fin de solicitar la aclaración del gobierno uruguayo, en el marco de las relaciones bilaterales de respeto a la soberanía, la no injerencia en los asuntos internos y la buena vecindad”.

En el mismo comunicado, la cancillería llamó al gobierno de Uruguay a unirse a la propuesta boliviana “de regionalizar la lucha contra el narcotráfico”.

Durante una entrevista televisiva el miércoles en la noche el mandatario uruguayo destacó los esfuerzos de su gobierno en la lucha contra el narcotráfico y dijo que en “el tema de financiamiento y los dueños reales de la droga, a mi no me cabe la mayor duda de que no son uruguayos y que están en otro lugar del mundo. Los grandes… estarán en Colombia, Paraguay, en Bolivia, en Europa”.

Lacalle Pou habló del tema al referirse al caso del capo uruguayo prófugo de la justicia Sebastián Marset, buscando en varios países del continente por Interpol. Marset vivía en Bolivia con una identidad falsa, burló un gran operativo de captura de la policía boliviana y huyó en agosto del año pasado. Actualmente es buscado en su país, en Paraguay y en Bolivia.

Marset está acusado en Paraguay de ser el cerebro del crimen del fiscal Marcelo Pecci, asesinado en Colombia en mayo de 2022 durante su luna de miel. En Bolivia vivía en una mansión junto con su familia, participaba de la vida social e incluso jugaba al fútbol en ligas inferiores.

En noviembre del año pasado el capo provocó una crisis de gabinete en Uruguay con la renuncia del entonces canciller Francisco Bustillo tras divulgarse grabaciones que presuntamente lo vinculaban con el escándalo por la expedición de un pasaporte uruguayo a favor de Marset.