Anuncios

El BoJ contempla varias opciones para un futuro sin tipos negativos

FOTO DE ARCHIVO. El gobernador del Banco de Japón, Kazuo Ueda, habla en una rueda de prensa tras su reunión de política monetaria en Tokio, Japón

Por Leika Kihara y Tetsushi Kajimoto

TOKIO, 7 dic (Reuters) - El gobernador del Banco de Japón, Kazuo Ueda, afirmó el jueves que el banco central tiene varias opciones sobre los tipos de interés a las que recurrir una vez que saque el coste de los préstamos a corto plazo del territorio negativo.

También dijo que el banco central se enfrentará a una situación "aún más difícil" a finales de año y principios del próximo, al ser preguntado por la economía y la orientación de la política monetaria.

Estas declaraciones ocurrieron después de que el vicegobernador Ryozo Himino explicara el miércoles el impacto que podría tener en la economía la salida de la política monetaria ultralaxa.

Dado que la inflación lleva más de un año superando el objetivo del 2% fijado por el Banco de Japón, muchos agentes del mercado esperan que el banco retire gradualmente sus enormes estímulos el año que viene y algunos apuestan por que lo haga en enero.

"Podríamos mantener el tipo de interés aplicado a las reservas (las instituciones financieras aparcan en el banco central) o volver a una política monetaria dirigida al tipo de interés a un día", dijo Ueda.

"Hay varias opciones. Pero aún no hemos tomado una decisión sobre el tipo de interés que aplicaremos una vez pongamos fin a nuestra política de tipos de interés negativos", dijo al Parlamento.

El BoJ aplica actualmente una carga del 0,1% sobre un pequeño conjunto de reservas en virtud de su política de tipos de interés negativos, que se puso en marcha en 2016 para mantener los costes de endeudamiento ultrabajos.

"Si mantenemos los tipos a corto plazo en cero o los movemos al 0,1% y a qué velocidad subiremos los tipos al 0,25% o al 0,50% dependerá de las condiciones económicas y financieras del momento", dijo Ueda sobre la senda de tipos al acabar con los tipos negativos.

El banco central ha insistido en la necesidad de mantener los tipos de interés ultrabajos hasta que se alcance de forma sostenida y estable su objetivo de inflación del 2%, acompañado de subidas salariales.

Ueda repitió que Japón aún no ha mostrado signos convincentes de que pueda preverse la consecución sostenida del objetivo del Banco de Japón y añadió que las perspectivas salariales del próximo año eran cruciales para juzgar si la inflación alcanzará el objetivo de forma duradera.

(Reporte de Leika Kihara y Tetsushi Kajimoto; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)