Anuncios

Blur saca nuevo álbum: repasamos la carrera del icónico grupo británico

Blur saca nuevo álbum: repasamos la carrera del icónico grupo británico

2023 ha sido testigo de las reuniones de Pulp y Blur, dos pilares del britpop de los 90 que definieron una era musical.

A principios de este mes, Blur ofreció dos conciertos en el estadio de Wembley, actuando además en varios festivales y demostrando que siguen siendo uno de los grupos más excitantes en directo.

Antes del lanzamiento de su esperado noveno álbum, 'The Ballad of Darren', el segundo desde 2003, Euronews Culture revisa y clasifica los álbumes de estudio de Blur, explorando cómo el cantante Damon Albarn, el guitarrista Graham Coxon, el bajista Alex James y el batería Dave Rowntree han logrado capear el temporal del britpop y emerger como una banda que nunca podrá ser acusada de haberse dormido en los laureles.

8) Leisure (1991)

Los álbumes de debut suelen caer en una de estas dos categorías: clásicos totalmente formados, que sirven como declaración de intenciones, o esfuerzos descartables que los artistas desechan una vez que su discografía ha crecido.

El debut de Blur, 'Leisure', pertenece claramente a esta última categoría. No es un fiasco, ni mucho menos, y tiene algunos puntos álgidos ('There's No Other Way', 'She's So High'), pero da la sensación de ser un disco indie medio de los 90 que no han envejecido demasiado bien. Al escucharlo, se tiene la impresión de que se trataba, naturalmente, de un grupo que intentaba encontrar su sonido y encajar en el panorama actual de la música de guitarra británica, que entonces se encontraba en una especie de encrucijada.

El britpop aún no se había materializado, The Stone Roses estaban haciendo de las suyas y Madchester acababa de arrancar... Una época confusa en la que Blur intentaba navegar. 'Leisure' es una introducción decente de un grupo joven y prometedor que intenta encontrar su lugar, pero demasiado flojo para dejar una impresión duradera, especialmente comparado con el resto de su producción.

Tema clave: 'There's No Other Way'

7) The Magic Whip (2015)

El ya penúltimo álbum de Blur llegó tras un parón de 12 años. Damon Albarn estaba inmerso en innumerables proyectos en solitario y en Gorillaz, y nadie esperaba un nuevo álbum de una banda que todo el mundo pensaba que estaba en una pausa permanente.

Su reunión en 2009, seguida de actuaciones en directo en 2012, fue muy prometedora, al igual que el lanzamiento del single 'Under The Westway'. Sin embargo, los fans tendrían que esperar hasta 2015 para 'The Magic Whip', que no fue el regreso que todos esperaban, pero que sigue siendo un lanzamiento muy decente.

Inspirado en un periodo de cinco días varados en Hong Kong tras la cancelación del festival de música Tokyo Rocks de 2013, la banda trabajó en canciones vinculadas a su entorno. Un punto de partida interesante para un álbum conceptual, pero los resultados siguen siendo un poco decepcionantes. Destacan 'Lonesome Street' y 'Ong Ong', así como el punto álgido del álbum, la hermosa 'My Terracotta Heart'. Por lo demás, 'The Magic Whip' es un regreso bienvenido, pero no muy memorable.

Tema clave: 'My Terracotta Heart'

6) Modern life is rubbish (1993)

Una clasificación un tanto controvertida para el segundo álbum de la banda, ya que la mayoría situaría 'Modern life is rubbish' más arriba en la producción de Blur. Escrito tras una decepcionante gira por Estados Unidos que dejó a la banda un tanto nostálgica, 'Modern life is rubbish' es un lanzamiento seguro que estableció el ambicioso sonido de la banda.

El cuarteto experimentó con diferentes géneros, desde la psicodelia inspirada en los Smiths ('Chemical World') hasta los homenajes a los Kinks ('Star Shaped'), y demostró la habilidad de Albarn para componer canciones que retratan a la clase trabajadora británica a través de viñetas sobre la rutina diaria, inyectando al mismo tiempo una sólida dosis de romanticismo. Muchos atribuyen a este álbum el nacimiento del britpop; sólo por eso, 'Modern life is rubbish' debe atesorarse como una cápsula del tiempo que dio el pistoletazo de salida a un género.

Pista clave: 'For Tomorrow'

5) The Great Escape (1995)

Tras el éxito comercial y de crítica de su tercer álbum, 'Parklife' (del que hablaremos más adelante), el cuarto siempre iba a ser una tarea difícil. El lanzamiento de 1994 convirtió a Blur en una de las bandas más importantes de los 90. Albarn y compañía estaban en boca de todos los tabloides británicos, a los que les encantaba enfrentar a la banda con Oasis en la llamada "batalla del britpop".

Aunque muchos tachan 'The Great Escape' como un 'Parklife, Parte 2', lo cierto es que la inyección de más pop, la divertida narración, sus geniales riffs y sus pegadizas melodías son una destilación bastante perfecta del sonido de la banda. Las guitarras de Graham Coxon nunca han sonado mejor, sobre todo cuando se emparejan con la línea base de Alex James, y los singles 'Stereotypes', 'Charmless Man' y, por supuesto, 'Country House' (la canción que les llevó a ganar el pulso de las listas contra Oasis), brillan con luz propia.

Pero son 'Mr. Robinson's Quango' y 'The Universal' las que se llevan la palma, demostrando que Blur no eran sólo canciones pop agradables. 'The Great Escape' muestra una ambición que demostró que Blur no había hecho más que empezar, y que no iban a vivir y morir de la mano del movimiento Britpop.

Tema clave: 'The Universal'

4) Think Tank (2003)

Otra posición ligeramente controvertida es la que ocupa este infravalorado lanzamiento de 2003. Manteniendo la vena experimental que la banda había explotado con '13' en 1999, 'Think Tank' vio a la banda ampliar sus horizontes y sonar bastante irreconocible en comparación con sus días de Brit-popper.

Su nacimiento no fue fácil: el guitarrista Graham Coxon había abandonado la banda en 2002, lo que hizo sospechar a muchos que Blur estaba acabado. Sin embargo, Albarn, James y Rowntree siguieron adelante y el trío entregó un disco sombrío y a menudo furioso en el que se podía escuchar la influencia de la época de Albarn con Gorillaz, así como su álbum 'Mali Music"'.

Se trata de un álbum conceptual sobre lo que Albarn ha descrito como "amor y política", y sí, todo suena un poco inconexo, y 'Crazy Beat' es uno de sus temas más irritantes. Pero dicho esto, la experimentación con la música de baile, las influencias rítmicas y los afrobeats —junto con los créditos de producción de los artistas electro William Orbit y Fatboy Slim— hacen de 'Think Tank' un álbum pasado por alto dentro de la discografía de Blur.

Hay mucho que admirar en este disco maravillosamente ambicioso, especialmente temas como el sueño minimalista de 'Out of Time', las influencias dub de 'Brothers and Sisters' y la hipnótica 'Battery in Your Leg'. Por encima de todo, 'Think Tank' consolidó el hecho de que Blur había dejado atrás los 90 y no iba a encasillarse.

Tema clave: 'Out of Time'

3) Blur (1997)

1997 fue un año clave para la escena musical británica. La burbuja del britpop estalló con 'Ok Computer' de Radiohead. Todo el mundo pronosticaba bajas: Oasis, Pulp y Blur. Pero para sorpresa general, no fue así, pues Blur ya estaba aburrido de la etiqueta Britpop y habían iniciado un giro hacia un sonido más rockero.

Graham Coxon dio un paso al frente, junto con su amor por Pavement, y al alejarse del zeitgeist, la banda expandió su sonido más pop. Si bien el álbum es más conocido por la explosión de rock de dos minutos 'Song 2' y por la estupenda 'Beetlebum', el resto del álbum homónimo tenía mucho de lo que presumir: 'On Your Own' tiene un aire britpop, pero con un sonido más garajero, y 'M.O.R.' posee un aire a David Bowie que resulta contagioso.

Era el sonido de una banda que se replanteaba sus opciones y adoptaba un sonido lo-fi estadounidense que funcionaba a las mil maravillas. Resulta muy apropiado que la portada del álbum muestre una camilla que entra en una sala de urgencias: Blur salía de una escena moribunda que ellos mismos habían llegado a definir, pero el paciente estaba lejos de tener respiración asistida.

Tema clave: 'Beetlebum'

2) Parklife (1994)

Llegamos al álbum que definió el britpop, un esfuerzo que marcó una época y que englobó el sonido del Reino Unido de los 90. Divertido y serio al mismo tiempo, 'Parklife' se convirtió en el álbum de referencia. Trata observaciones de la vida británica con personajes detallados, explorando las rarezas de los héroes de clase media y trabajadora con un punto de vista satírico y a menudo melancólico.

Destacan el retrato euro-trascendente de la juventud británica 'Girls & Boys' y el barroco 'To the End', así como 'End of a Century', un glorioso desmontaje de las instituciones británicas. Y luego, claro, está 'Parklife', que se siente como un encapsulamiento de todo el movimiento britpop y que, si bien no ha envejecido brillantemente, sigue siendo un icono a su manera.

Hay momentos de calma en este álbum, y aunque dista mucho de ser perfecto, los momentos álgidos lo convierten en inevitable y en uno de los mejores de Blur. Sin embargo, el primer puesto es para el álbum en el que Blur se negó a morir con el britpop, un álbum que demuestra hasta qué punto este grupo tiene uno de los catálogos más eclécticos del indie rock.

Tema clave: 'End of a Century'

1) 13 (1999)

El britpop estaba muerto y enterrado en 1999, y el anterior trabajo de Blur, 'Blur', ya había visto a la banda alejarse del movimiento. La influencia del rock alternativo funcionó, y fue un éxito comercial. Sin embargo, Blur seguía queriendo innovar y adoptar un sonido diferente. El resultado fue '13' un disco que nadie vio venir por su cambio sónico experimental.

También estuvo muy influido por la sonada ruptura de Damon Albarn con su compañera Justine Frischmann, del grupo Elastica, por lo que las letras y el ambiente de '13' son a menudo sombríos. No es que sea deprimente, pero el álbum tiene un núcleo emocional por momentos devastador. La sofocante canción de ruptura 'No Distance Left To Run' se contrarresta con la conmovedora y esperanzadora 'Tender', en la que brilla el lirismo de Albarn.

En cuanto a Coxon, que abandonó el grupo después de '13', se puso al frente de la banda en el himno 'Coffee & TV', uno de los mejores singles del grupo. También hay temas como la guitarrera 'Swamp Song"' la influenciada por el trip-hop 'Battle' y el eco de Kraftwerk de 'Caramel', que están a años luz de todo lo que la banda había publicado antes. '13' es definitiva un álbum conmovedor, desafiante y sofisticado, que demostró que Blur estaba muy lejos de ser un grupo de un solo truco. Les consolidó como uno de los grupos más fascinantes de la música británica.

Tema clave: 'Tender'

El noveno álbum de Blur, 'The Ballad of Darren', sale a la venta el 21 de julio.