Pasar largos periodos de tiempo sentado te está matando

Tu salud

Texto: Mónica de Haro

Nuestro cuerpo no está hecho para estar sentado. Si lo piensas tiene su lógica porque nuestros antepasados se partían (literalmente) la espalda para ganarse el sustento diario enfrentándose a las inclemencias del tiempo y luchando a brazo partido con el resto de seres vivos.

Pasamos más de la mitad de nuestra vida sentados, sin contar las horas de sueño.

Ahora, tras años de evolución y progreso, nos ganamos el jornal sentados en la silla. Pero puede que ésta 'mejora' no sea tan buena para la salud como piensas.

Hemos ganado en calidad de vida y, desde luego, te cansas menos, sí. Pero esta disminución progresiva del esfuerzo y la actividad física podría acabar provocando un colapso a tu organismo.

Seguro que ya has oído algo al respecto y "cuando el río suena...".

Un estudio reciente en el que participaron 200.000 mil personas durante tres años demostró que permanecer sentado durante 11 horas al día (o más)  puede aumentar el riesgo de muerte prematura en un 40 por ciento en comparación con los que se sientan cuatro horas por día o menos.

Los resultados indican que cuando te sientas, tu cuerpo disminuye drásticamente su capacidad de quemar grasa, los niveles de insulina caen y la presión arterial se dispara.

Además, permanecer inmovil tanto tiempo y en en la misma postura aumenta la presión sobre el cuello y la columna, provocando problemas de cervicales y espalda.

[Relacionado: Reduce el dolor con un gesto]

Por si esto fuera poco, también aumentan las probabilidades de que se formen coágulos de sangre en tu cerebro, y se duplican las probabilidades de contraer enfermedades del corazón.

La obesidad, la diabetes y los accidentes cardiovasculares también se asocian también a un estilo de vida sedentario.

Incluso hay evidencias de que estar sentado durante largos períodos de tiempo es un factor de riesgo para el cáncer de colon y de mama.

 

Busca la manera de levantarte unos minutos cada hora.

¡Ahí es nada! No es raro, por tanto, que después de estar apoltronado en la silla toda la jornada, sientas unas ganas irrefrenables de levantarte y salir a dar dar una vuelta.

Si te lo pide el cuerpo, ¡a gritos! Quizás no hayas reparado en ello pero fíjate en las señales. Seguro que te duele el cuello o la espalda, sientes pesadez de piernas, las rodillas cargadas y los músculos agarrotados.

[Relacionado: Qué te causa tanta fatiga]

Para tener una idea más exacta de lo que le pasa a tu cuerpo te sugerimos que veas este vídeo, publicado en Gizmodo, que deja bien clarito cuáles son las nefastas consecuencias que tiene para la salud pasarse el día sentado.

¿Moraleja de la historia? Levántate y sal a caminar. E intenta buscar cualquier excusa para moverte y permancer de pie unos minutos cada hora: ir al baño, a tomar un café, mientras hablas por teléfono, lees o estudias. 

Si no puedes levantarte a menudo, al menos procura hacer ejercicios de estiramiento en la silla.

Debes integrar la actividad física, como sea, en tu rutina diaria.

Rutina de estiramiento: Extiende la columna (arriba, hacia delante y redondeando la espalda para volver a ponerte recto), mueve la cintura a los lados, flexiona y estira las piernas, haz círculos con los tobillos, contrae los glúteos... El caso es activar un poco la circulación y desentumecer el cuerpo.

[Relacionado: Acumular grasa en caderas y muslos te protege]

Fuente Yahoo España: Estar sentado (durante largos períodos de tiempo) te está matando