La saliva, oráculo de la salud

Yahoo! Editorial
Sabias Que
Thinkstockphotos

Por: Mónica De Haro

La saliva es un fluido muy importante para el organismo, un líquido corporal fácil de obtener que se puede convertir en un indicador más de nuestra salud.

Una simple muestra de saliva puede proporcionar muchos datos relevantes. Con esta técnica se facilita el diagnóstico precoz, la única opción para controlar los efectos de algunas dolencias y permitir una mejor calidad de vida.

El test de saliva es rápido, indoloro y preciso.

Esta prueba de diagnóstico potencial no invasiva es una alternativa mucho más accesible, menos costosa y más fácil de realizar que otros procedimientos médicos, y sobre todo, puede ayudar a detectar enfermedades de diversa índole, como la osteoporosis.

Los odontólogos aseguran que "la cavidad oral es un espejo de la salud sistémica" y que "muchas enfermedades que se desarrollan en otros lugares del organismo tienen manifestaciones orales".

Lo que puede predecir la saliva:

1. Enfermedades periodontales como la boca seca o xerostomía. De la saliva depende, en un sentido muy amplio, nuestra salud bucodental. La saliva protege la superficie interna de nuestra boca y dientes; juega una función defensiva natural frente a la caries, ya que diluye y elimina los azúcares y mantiene constante el PH de nuestra boca. Incluso puede ayudar a diagnosticar ciertas patologías como diabetes, enfermedades periodontales o cáncer oral a través del análisis de sus microorganismos.

2.  Cáncer oral. La saliva podría ayudar a detectar el cáncer oral a tiempo gracias a un estudio estadounidense que concluyó que la saliva contiene al menos 50 microARN (moléculas que controlan la actividad y evalúan el comportamiento de los genes), lo cual ayudaría en la detección del cáncer oral.

Los investigadores hallaron que los niveles de dos de ellos, miR-125a y miR-200a, fueron significativamente más bajos entre los pacientes de cáncer que entre la gente sana.

3. La hipercolesterolemia familiar. Esta enfermedad silenciosa se hace visible a través de sus consecuencias más drásticas: ataques cardiacos, ictus o trombosis. La saliva puede detectar signos de alarma y cogerla a tiempo.

4.  Enfermedades cardiovasculares. La saliva permite conocer si existe una predisposición genética a padecer ciertas enfermedades cardiovasculares. Es decir, que determina si una persona tiene más probabilidades que otra de sufrir problemas en las arterias coronarias, tener un infarto de miocardio, padecer alguna arritmia cardíaca o enfermedad arterial periférica.

En la Universidad de Texas, el científico John McDevitt desarrolló un biochip que mide en una muestra de saliva los niveles de cuatro de las 32 proteínas que los científicos han identificado con el riesgo cardíaco. Entre ellas, la proteína C-Reactiva, que se encuentra en la saliva en grandes cantidades cuando hay una enfermedad cardíaca presente.

5. Alteraciones gastrointestinales. La saliva ayuda en el proceso de la digestión. Antes de que los alimentos lleguen a tu estómago, la saliva empieza a descomponerlos mientras aún están en tu boca. La saliva humedece los alimentos y hace que tragarlos sea más fácil.

6. Enfermedades óseas. Las enfermedades de los huesos se suelen detectar mediante densitometrías, pero diversos estudios han detectado algunos indicadores óseos en muestras de saliva que siguen el mismo patrón que las identificadas en orina o suero, por ello evaluar mediante la saliva es igual de fiable que hacerlo por medio de la sangre, por ejemplo.

7. Conflictos emocionales. Los altos niveles de cortisol en la saliva pueden indicar la exposición de la persona a factores de estrés, conflictos emocionales o a situaciones que generen tensión. Los investigadores descubrieron que en la pubertad y adolescencia, cuando una chica discute con sus padres, tiene una mala relación o crece en un ambiente hostil hay en su saliva un mayor grado de cortisol, conocida como la hormona del estrés.

Sin embargo, las chicas que a edades tempranas tienen una buena relación con sus padres y crecen en ambientes adecuados, comienzan la pubertad más tarde, tienen relaciones sexuales más tarde, se casan más tarde y son más propensas a la monogamia, teniendo menos conflictos emocionales en la adolescencia.

Incluso, analizando el nivel de cortisol, un grupo de investigadores de la Universidad de Granada descubrió que un simple análisis de saliva puede determinar la capacidad de una persona para tomar decisiones en una situación de estrés.

También las enfermedades autoinmunes, la diabetes y otros trastornos se pueden identificar de manera precoz a través de la saliva.

Mira también:

Quizás te interese:

El padre más viejo del mundo es vegetariano

Cinco cosas que debes saber sobre el huevo

El animal más curioso del mundo

Fuente: Yahoo! España

La saliva juega un papel clave en nuestra salud