Hallazgos arqueológicos revelan la verdad sobre las mujeres vikingas

El Viralero
El hallazgo revela que las mujeres eran parte fundamental en las tropas vikingas. EFE/EPA

Se les ha visto y se les ha representado en libros y en películas como hombres duros y rudos, curtidos en mil batallas durante tiempos inmemoriales, incluso como seres sanguinarios que empuñaban sus pesadas espadas para cortar cabezas donde quiera que se aparecían sus huestes. Pero hasta entonces nunca se consideró que entre las famosas tribus vikingas se encontraban muchísimas mujeres, igualmente sólidas a la hora de la batalla, severas en el momento del juicio.

Un reciente estudio publicado en la revista Early Medieval Europe da cuenta de que, a partir de recientes enterramientos en el este de Inglaterra, se ha sabido que las féminas no representaban un grupo reducido dentro de las tropas vikingas, sino todo lo contrario.

De acuerdo con Shane McLeol, del Centro de Estudios Medieval y Moderno de la University of Western Australia, varios descubrimientos de huesos en la zona señalada han arrojado, a partir del estudio de su ADN, que se trataba de mujeres nórdicas.

Esto sustentaría la incipiente teoría de que las mujeres hasta igualaban en cantidad a los hombres en sus incursiones sobre el actual territorio británico durante las célebres y sangrientas invasiones medievales. Según los estimados, pudiera tratarse de invasiones vikingas que tuvieron lugar después del año 800 d.C., época a partir de la cual los agresivos vecinos del norte fundaron su propio reino medieval, “el Danelaw”.

Katheryn Winnick, protagonista de la serie Vikings. Foto de Jonathan Hession/HISTORY

Para la investigadora McLeol, gracias a los hallazgos arqueológicos, “se ha observado que hay más artículos de vestir femeninos que los usados por los hombres”.

De este estudio se desprende que en las últimas dos décadas se ha producido un número creciente de desenterramientos de joyas de mujer de estilo nórdico en territorio inglés, lo que provoca que se piense en una mayor presencia de colonos del sexo femenino en la región.

Enfocados en 14 enterramientos muy bien definidos, los arqueólogos han demostrado que seis de ellos pertenecían a mujeres, a partir del ajuar de su género y sobre todo de los isótopos presentes en sus huesos, una marca más que verídica para determinar la procedencia de los sujetos enterrados.

Resulta curioso que a lo largo de varias décadas, el descubrimiento de ajuares bélicos –espada y escudo junto al cadáver-- pudiera haber llevado a los historiadores a pensar, como marca la historia misma, en una preponderancia de hombres en los campos de batalla. Sin embargo, el actual estudio sugiere que no pocas mujeres vikingas habrían acompañado a los hombres en esta serie de invasiones, incluso debidamente vestidas con los atuendos que caracterizaban a los guerreros varones, por lo que, tras su muerte en combate, habrían sido enterradas de la misma manera.

Esto echaría por tierra la idea de que los vikingos llegaron solos a tierras inglesas y asentaría el concepto de que muchos de ellos arribaron con sus mujeres para conquistar tierras y al acto convertirse en colonos, lo que implicaría la fundación de sus propias familias en territorio ajeno.

Las féminas pudieran haber comprendido un tercio de la población invasora e incluso la mitad de esta, de acuerdo a los estimados publicados por Early Medieval Europe.