El video que tienes que ver

Un gorila rompe a llorar cuando se entera de la muerte de un gatito

Los humanos no son los únicos seres vivos que tienen sentimientos y que cuentan con capacidad de amar. Koko, un gorila californiano, así nos lo demuestra. Este es probablemente el gorila más famoso de la Tierra, ya que es capaz de comunicarse mediante el lenguaje de signos, y todo gracias a la doctora Francine ‘Penny’ Patterson, que desde que este animal tenía 1 año – ahora tiene más de 40 – lo ha adiestrado consiguiendo que Koko comprenda más de 1.000 signos y unas 2.000 palabras del idioma inglés.


Así, Koko es capaz de expresarse con sus cuidadores, comentar películas, tocar el teclado, tener empatía por otros animales… Y aquí es donde entra en juego All Ball (‘Bolita’), un pequeño gato que Penny le regaló tras años de leerle una y otra vez el cuento ‘Los tres gatitos’, el preferido de Koko. Ambos se convirtieron en mejores amigos y su historia dio la vuelta al mundo en 1984, cuando una instantánea de los dos animales fue portada de la revista National Geographic.

[Relacionado: Hombre reencuentra a su gorila 5 años después]

Pero esta entrañable historia se tornó amarga cuando ‘Bolita’ fue atropellado por un coche. Cuando su cuidadora le contó a Koko que la que fuera su mejor amiga durante 15 años ya no volvería, el gorila se quedó de piedra y mostró su tristeza mediante el lenguaje de signos, pero no fue hasta que se quedó solo cuando mostró toda su tristeza: el gorila estalla a llorar en la intimidad, como se escucha en el vídeo.

Una tierna historia grabada hace unos cuantos años pero que se ha hecho extremadamente viral ahora, reblandeciendo el corazón de quien lo ve. Toda una lección del mundo animal.


TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR: Animales que usan prótesis
Chris P. Bacon, así se llama este cerdito, en un juego de palabras que significa "Tocino Crujiente", muestra del humor de su dueño pero no de sus intensiones reales, porque a pesar de haber nacido ... más 
Chris P. Bacon, así se llama este cerdito, en un juego de palabras que significa "Tocino Crujiente", muestra del humor de su dueño pero no de sus intensiones reales, porque a pesar de haber nacido sin patas posteriores, lo que lo convertía en candidato número uno para la parrilla, decidió entregarlo a un veterinario en Clermont, Florida, que pudiera ayudarlo. El Dr. Len Lucero se llevó el cerdito a casa y le construyó una silla de ruedas usando piezas de juguetes. (Tom Benitez/Orlando Sentinel/MCT via Getty Images) menos 
1 / 9
vie, 15 feb 2013 10:00 a.m. EST



Fuente: Yahoo! España
Un gorila rompe a llorar cuando se entera de la muerte de un cachorro de gato
Cargando...