Por fin estamos cerca de vencer al virus del resfriado

Cuaderno de Ciencias
Resfriado (Crédito imagen: doctissimo).

El virus del resfriado es como una espina clavada en el pie de nuestro orgullo médico. A pesar de los increíbles logros de los que hemos sido capaces (transplantes, terapias génicas, erradicar la viruela, etc...) el incómodo - aunque no mortal - rhinovirus responsable del resfriado continúa infectando cada año a 1000 millones de personas en todo el mundo. Solo podemos tratar de atenuar sus síntomas, pero es bien sabido que no tiene cura. Ahora, sin embargo, un equipo de científicos británico acaba de "descifrar la máquina enigma" que fabrica el código que emplean estos virus para replicarse, y por tanto podemos ser optimistas de cara a interferir y detener su funcionamiento en un futuro no muy lejano.

[Relacionado: Buenas noticias, el virus VIH pierde habilidad para provocar el SIDA]

En realidad la noticia es aún mucho mejor, porque lo que en realidad ha "hackeado" un equipo de científicos de las Universidades de Leeds y York (Reino Unido), es el código que gobierna las infecciones de un gran grupo de virus entre los que se encuentran, además del rhinovirus, el de polio, el chikunguña, o el de la encefalitis transmitida por garrapatas.

Para descubrir cómo detener al virus y por tanto evitar la enfermedad, los científicos se centraron en el código que les permite ensamblarse y replicarse. En palabras del profesor Peter Stockley de la Universidad de Leeds: "Si piensas en términos de guerra molecular, estas son las señales encriptadas que permiten a un virus desplegarse a si mismo de forma efectiva. Es como si hubiésemos descubierto la 'máquina Enigma' que ha venido empleando toda una familia de virus para ocultar sus señales secretas a nuestros ojos".

Los virus que constan de una sola cadena de ARN están entre los más simples y probablemente fueron de los primeros en aparecer. Sin embargo, se encuentran aún entre los patógenos infecciosos más potentes y dañinos. El rhinovirus por ejemplo (causante del resfriado) provoca más infecciones en un año que todos los demás agentes infecciosos juntos.

[Podría interesarte: ¿Alimentarán los virus la batería de tu teléfono?]

Basándose en dos estudios anteriores realizados por el mismo equipo de investigadores, en el que se incluyen a matemáticos que idearon algoritmos para encontrar los códigos ocultos que los virus codificaban en su ARN, los investigadores encontraron un segundo código oculto en la cadena de letras que se emplea para denotar la información genética. Este nuevo código, que siempre estuvo a la vista, servía para gobernar el modo en que se ensamblan esta clase de virus.

Para el biofísico de la Universidad de Leeds, doctor Roman Tuma, "es como encontrar un mensaje secreto dentro de un informe ordinario de noticias, y después ser capaz de descifrar todo el conjunto del sistema que se oculta tras él".

El trabajo de investigación es fascinante porque no solo explica lo que los científicos tenían a la vista pero no comprendían sino que demuestra que se pueden diseñar moléculas capaces de interferir con el código, volverlo no interpretable, y detener así de forma efectiva la progresión del virus.

[Relacionado: De cómo el virus de la polio acabó con el cáncer de Stephanie Lipscomb]

El trabajo fue aceptado para su publicación en el Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) el pasado 5 de enero de 2015.

Me enteré leyendo la Web de la Universidad de Leeds.