¿Deberíamos temer la llegada de la Inteligencia Artificial?

Ciencia curiosa
Numerosos especialistas comienzan a alertar sobre la posible amenaza de la IA. (Wikimedia Commons)

Durante los últimos años han proliferado las voces que nos advierten de los peligros de alcanzar la Inteligencia Artificial (IA). Entre ellas destacan notables personalidades del mundo de la ciencia y la tecnología como Stephen Hawking, sir Martin Rees o el empresario Elon Musk.

A todas estas opiniones se ha sumado esta semana la del cofundador de Microsoft, Bill Gates, que en una entrevista realizada en el conocido portal Reddit afirma que la Inteligencia Artificial puede suponer una amenaza para toda nuestra sociedad. De hecho Gates manifiesta su sorpresa diciendo que no comprende por qué la gente no está más preocupada por la posibilidad de que la IA pueda desarrollarse hasta un punto en el que sea capaz de tomar el control.

“En primer lugar las máquinas harán un gran trabajo para nosotros pero llegará el momento, unas décadas después, que la inteligencia será lo suficientemente grande como para suponer una preocupación”.

Otros magnates de la tecnología como Elon Musk, CEO de empresas tan vanguardistas como SpaceX o Tesla Motors, van mucho más allá e incluso proponen limitar y regular firmemente la investigación en IA puesto que “es potencialmente más peligrosa que las bombas atómicas”.

 

Elon Musk y su temor a la IA

Personalmente me cuesta decidir si estamos ante un problema real que nos llegará en apenas unas décadas o simplemente la cuestión neurológica y tecnológica que supone la emergencia de una consciencia artificial supone algo tan complicado que no llegaremos a ver en el transcurso de nuestros vidas.

Para dilucidar estas cuestiones es bastante recurrente apelar a la Ley de Moore, el informático que ayudó a fundar la empresa Intel, que en 1975 y reformulando una idea anterior de 1965 afirmó que la capacidad de incorporar circuitos y transistores se duplicaría cada 24 meses con una reducción de costo cada vez más notable.

Las predicciones de Moore se han ido cumpliendo desde aquel momento y en la actualidad, a pesar de que el propio Moore indicó que en algún momento esa proporción descendería, la tendencia sigue manteniéndose como podemos ver en el gráfico de datos hasta casi nuestros días:

La ley de Moore se lleva cumpliendo desde 1975

A partir de esta proporción de crecimiento muchos han intentado adivinar (y utilizo esta palabra a propósito) cuál será la evolución futura si se mantiene la Ley de Moore. A partir de estas suposiciones de crecimiento exponencial podemos encontrarnos gráficas que sí pueden llegar a ser ciertamente preocupantes.

Suposición de cómo sería un continuado crecimiento exponencial en las próximas décadas

Llegados a este punto y sabiendo que estamos ante especulaciones futuras, uno tiene la sensación de que en algún momento la neurociencia debería entrar en esta ecuación puesto que no sabemos a ciencia cierta cómo funciona el proceso emergente de la consciencia.

En las últimas décadas hemos asistido a grandes logros de la informática como la derrota de todo un campeón de ajedrez a manos de una computadora o las increíbles interfaces cerebro-máquina capaces de recoger las señales neuronales de una persona y trasladarlas a movimiento artificial.

Sin embargo, me gustaría dejar algunas cuestiones en el aire que considero importantes:  ¿podemos suponer que la consciencia emerge matemáticamente cuando se llega a un número determinado de circuitos? ¿Existe un proceso no tecnológico, sino bioquímico, que hace que la inteligencia artificial necesite de otros componentes además de los transistores? ¿Qué se necesita para considerar vida consciente a un cierto número de circuitos por muy inteligentes que sean?

Al tratarse de futuribles, este tema se convierte en opiniones (más o menos fundadas, eso es cierto) pero en mi opinión de existir algún día una Inteligencia Artificial sí debería considerarse una amenaza. Otra cosa es que no creo que sea tan sencillo conseguir llegar a ella por el simple hecho de multiplicar transistores.

En realidad, el debate está abierto y es un debate que debería interesarnos a todos. 

TE PUEDE INTERESAR:



Historia original: Yahoo España