¿Por qué las papas fritas son tan adictivas?

Blog de Noticias
Reuters

¿Nunca se ha preguntado por qué las papas fritas son tan irresistibles? Una investigación conjunta de la Universidad de California y el Instituto Italiano de Tecnología de Génova ha dado con la respuesta.

Resulta que la grasa las torna adictivas al activar un sorprendente mecanismo biológico que provoca la sensación de apetito insaciable difícil de contener.

Los investigadores Daniele Piomelli, Nicholas DiPatrizio y sus colegas hallaron que cuando las ratas ingerían alimentos grasosos, su intestino producía ciertos químicos naturales denominados endocanabinoides, cuyos efectos son similares a los de la marihuana. El resultado, sin embargo, no se replicaba con el consumo de azúcares y proteínas.

La reacción es inmediata. Una vez que los sensores de la lengua detectan el alimento se genera una señal que viaja hasta el cerebro y de ahí al intestino, a través del nervio vago.

Los endocanabinoides, explica la BBC, son un grupo de moléculas grasas que intervienen en diversos procesos fisiológicos del organismo, como el apetito, la sensación de dolor, la memoria y el estado de ánimo. De ahí la relevancia de su estudio para desarrollar tratamientos contra diversas enfermedades y adicciones.

"Esta es la primera prueba de que los endocannabinoides juegan un rol importante en la regulación del consumo de grasas", añadió Piomelli en el informe publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Según el investigador, hoy en día el fácil acceso a los alimentos grasosos conlleva mayores riesgos de diabetes, obesidad y cáncer, por lo que el hallazgo abre una puerta al control de esta peligrosa adicción.