Hallan una firma oculta de Goya en una de sus pinturas

Blog de Noticias

Hace poco más de un mes hablábamos aquí de cómo el uso de una moderna tecnología –aplicada hasta ahora en investigación médica y dispositivos de seguridad–, había permitido realizar un notable hallazgo en un mural conservado en el Museo del Louvre.

[Relacionado: Una pintura romana bajo un fresco del Louvre]

Ahora, gracias a un reciente estudio publicado por expertos españoles de la Universidad de Barcelona, hemos sabido que el uso de la misma tecnología –que emplea la llamada radiación terahertzha servido para confirmar la autoría de una pintura atribuida a Francisco de Goya, y correspondiente a su periodo de formación.

La obra en cuestión, titulada ‘Sacrificio a Vesta’ (hoy en la colección Félix Palacios Remondo, de Zaragoza, y que originalmente haría pareja con la titulada ‘Sacrificio a Pan’), se consideraba desde hace tiempo como una pintura realizada por el artista aragonés en 1771, coincidiendo con el viaje que realizó a Italia para conocer a los grandes maestros.

Sin embargo, aunque la mayor parte de los estudiosos del pintor maño tenían clara la autoría de la obra, algunos autores rechazaban dicha atribución, aludiendo a la presencia en el lienzo de algunas características de influencia rococó y al hecho de que la obra no estaba firmada por Goya.

Un “escollo” este que, a juzgar por los resultados obtenidos gracias a la investigación de Cristina Seco-Martorell y sus colegas del Departamento de Física Fundamental de la universidad catalana, ha dejado de ser un problema, pues gracias al uso de la nueva técnica han sido capaces de sacar a la luz la firma del maestro de Fuendetodos.

La rúbrica de Goya –que se encontraba en la esquina inferior derecha del lienzo– había desaparecido a simple vista debido al oscurecimiento de los barnices empleados por el artista, y ni siquiera resultaba visible en una prueba de rayos X que se realizó a la obra en el año 2007.

Según explican Seco-Martorell y sus compañeros, en la firma desvelada por la tecnología terahertz se identifican sin problema las letras “G”, “y” y “a”, aunque la “o” no resulta visible. “Es probable que la firma fuera realizada utilizando un lapicero, y la pintura fue cubierta por un barniz que se oscureció con el paso del tiempo, ocultando la firma a simple vista”, explican en su informe los especialistas.

El hallazgo parece despejar por tanto las pequeñas dudas que se cernían sobre la autoría de Goya y, junto al descubrimiento realizado en el museo parisino citado antes, constituye un magnífico ejemplo de las enormes posibilidades que esta técnica puede ofrecer a los historiadores del arte.


TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR: Recrean famosas pinturas en fotos





Fuente: Yahoo! España
Hallan una firma “oculta” de Goya en una de sus pinturas