Hámsters como solución a la crisis energética

José de Toledo

Los momentos de necesidad son aquellos en los que más destaca la imaginación humana, capaz de encontrar todo tipo de soluciones a cualquier problema al que nos enfrentemos. En el momento actual, uno de esos problemas es la crisis energética y la escala de precios del petróleo, y tanto los científicos como los ingenieros prueban todo tipo de estrategias frente a ello. Por ejemplo, cómo utilizar toda esa energía que se pierde cuando ondea una bandera, o cuando pulsamos el ratón del ordenador... o cuando nuestra mascota se mueve.

Los hámsters, esos pequeños roedores que muchos padres regalan a sus hijos por ser muy fáciles de cuidar, pasan gran parte de su tiempo corriendo en los barriles de sus jaulas. Estos animales recorren el equivalente a cuatro maratones a lo largo de cada día. Eso es una inmensa cantidad de energía biomecánica, que se desaprovecha casi por completo ¿Qué ocurriría si se pudiese convertir en energía eléctrica? En este artículo se explica cómo se podría utilizar esa energía que se "malgasta".

Para conseguirlo, adaptaron unos pequeños arneses al cuerpo de los roedores, con sensores que permitían capturar sus movimientos durante los ejercicios. Acoplados a ellos, se implantaron unos nanogeneradores que convertían la energía biomecánica del movimiento del animal en energía utilizable para, por ejemplo, recargar un móvil. Cada uno de estos animales fue capaz de proporcionar entre 0,1-0,15 V.

[Relacionado: Ratas gigantes en Nueva York]

Los autores reconocen que dicha cantidad de energía es muy pequeña. Pero también explican que se trata sólo del primer paso, ya que si la tecnología capaz de convertir el movimiento de un animal en electricidad se sigue desarrollando, el siguiente paso lógico sería emplear animales de mayor tamaño. Por ejemplo perros, o incluso caballos... o personas. Acoplar estos generadores a una camiseta, y con ellos cargar el móvil es sólo una de las muchas posibilidades que se plantean.

Aún queda mucho para que esta propuesta se lleve a término, pero ya se han encontrado aplicaciones interesantes a esta tecnología. Por ejemplo, para conseguir la energía necesaria para limpiar el piso:

O para mover un minisubmarino:

Leída en GrrlScientist.