Anuncios

Binge-watch o atracón de series: el placer, la ansiedad y la depresión de ver tantos episodios como sea posible

Año tras año, los estadounidenses consumen más y más contenido por streaming: en 2023 vieron un total de 21 millones de años de video

Más del 70% de los estadounidenses se da atracones de series de televisión en las plataformas de streaming (Foto: Getty Commercial)
Más del 70% de los estadounidenses se da atracones de series de televisión en las plataformas de streaming (Foto: Getty Commercial)

El jueves 25 de enero, Netflix lanzó los seis episodios de Griselda, la serie basada en la vida de la narcotraficante Griselda Blanco y ya para la madrugada del viernes, un sujeto conocido mío en Miami se la había devorado completa y me estaba pidiendo una recomendación. Le mencioné la serie de El Zorro, en Prime, y 24 horas después la había liquidado de sus diez episodios. En tres días, el sujeto de marras se había dado una joranda de binge-watch –o atracón– de 16 horas o 960 minutos de contenido de streaming.

No es un récord mundial ni mucho menos, pero sí una cifra respetable y, sobre todo, notable para un sujeto que trabaja en horario laboral, tiene dos hijos, un perro y, digo yo, un jardín que cuidar.

Por esos mismos días, la consultora Nielsen publicó un reporte sobre el consumo de streaming televisivo en Estados Unidos en 2023. Las cifras son, cuando menos, espeluznantes: los estadounidenses consumieron un total de 21 millones de años de contenido de video por streaming, lo cual supone un aumento del 21% con respecto a los ya de por sí asombrosos 17 millones de años de 2022.

Ya en detalle, de todos esos millones de años, la serie Suits es la que más acumuló mayor tiempo de visualización en 2023. Original del canal de cable básico USA Network y con Meghan Markle, duquesa de Sussex, en el elenco, Suits sumó 57.700 millones de minutos de visualizaciones en Netflix y Peacock superando a la, hasta ese momento, invencible The Office, de NBC, que generó 57.100 millones de minutos de visualizaciones en 2020, en pleno encierro por la pandemia de covid.

En resumen, hoy se está consumiendo más contenido que nunca antes por las plataformas de streaming (léase Netflix, Prime, Max, Disney+, Apple TV+, Peacock, Paramount+, Hulu, otras), y buena parte de esos millones de años fueron consumidos en la modalidad de binge-watching. O atracones de televisión.

Para quien lo practica pero aún no lo sabe: el atracón supone ver muchos o todos los episodios de una serie de televisión en rápida sucesión, de una sentada, sin interrupciones ni retrasos, en contraste con el modelo semanal en el que hay que esperar una semana para el siguiente episodio. Normalmente se considera binge-watching ver de dos a seis episodios seguidos.

Atracones al por mayor

Aunque hay opiniones al respecto, tengo para mí que el binge-watch nació el viernes 1 de febrero de 2013, cuando Netflix estrenó House of Cards, su primera serie original la cual pusideron en la plataforma con una novedad: todos los episodios de una sola vez en lugar del acostumbrado episodio a episodio cada semana. Ahí comenzó esta vorágine.

En 2013, Netflix estrenó House of Cards, su primera serie original y la primera en implementar la modalidad de poner a disposición todos los episodios de una sola vez en lugar de un episodio a la semana (Foto: Reuters)
En 2013, Netflix estrenó House of Cards, su primera serie original y la primera en implementar la modalidad de poner a disposición todos los episodios de una sola vez en lugar de un episodio a la semana (Foto: Reuters)

Ha pasado una década y el binge-watch se ha establecido casi como el estándar de consumo de contenido en las plataformas de streaming. Según un informe publicado en diciembre de 2023 por la firma de investigación de mercado e información digital Gitnux, el 70% de los estadounidenses son binge-watchers,es decir, se dan atracones de series de televisión, y el 20% de ellos ven entre cinco y diez episodios de una sola vez.

Ya hay, incluso, un campeón mundial de binge-watch: Alejandro “AJ” Fragoso, un ingeniero de software de Brooklyn, en Nueva York, que en abril de 2016 entró en el Libro Guinness de los Récords por darse un atracón de series de televisión durante 94 horas consecutivas, es decir, 5.640 minutos frente a la pantalla.

Al marcar su récord, Fragoso dijo que prefería hacer sus atracones los fines de semana, sobre todo los domingos, en concordancia con la mayoría de los consultados en el estudio de Gitnux. Aun así, 45% de los encuestados dice que prefiere los días semana para pegar sus ojos a la pantalla del televisor, el desktop, el laptop, la tableta o el teléfono con la serie de turno.

Se entenderá, por qué, según la misma encuesta el 45% de los consultados respondió que el binge-watch afecta de las relaciones, pues, entre otras cosas genera discusiones en relación con las tramas y la revelación de sus giros y sorpresas.

¿Consecuencia? El 70% de los binge-watchers prefiere darse sus atracones en solitario. Y que nadie les moleste.

¿Una droga?

El estudio de Gitnux también revela el lado oscuro del asunto: las personas que se dan atracones son más propensas a la ansiedad y la depresión: el 52% de ellas admite tener estos sentimientos. Y uno se pregunta cómo o por qué esto puede suceder, si técnica o teóricamente están haciendo algo que les gusta y les aleja de las preocupaciones mundanas o personales.

La neurona de la dopamina, el neurotransmisor que ayuda al cerebro controlar, entre otras cosas, las funciones relacionadas con las actividades que nos resultan placenteras y la culpable de nuestras adicciones. El binge-watch es un de ellas. (Imagen: Getty Creative)
La neurona de la dopamina, el neurotransmisor que ayuda al cerebro controlar, entre otras cosas, las funciones relacionadas con las actividades que nos resultan placenteras y la culpable de nuestras adicciones. El binge-watch es un de ellas. (Imagen: Getty Creative)

Pues, sucede justamente por eso. Un artículo publicado por Northwestern Medicine, el sistema de salud de la Northwestern University Feinberg School of Medicine, en Chicago, Illinois, explica la relación entre el binge-watch y la depresión o la ansiedad. Se trata de la dopamina.

Dice el artículo: “Cuando se realiza una actividad que se disfruta, el cerebro produce dopamina, una sustancia química que favorece las sensaciones de placer, excitación y felicidad. La liberación de dopamina nos ayuda a sentirnos bien y produce un ‘subidón’ similar al inducido por las drogas y otras sustancias con cualidades adictivas. El cerebro ansía más y más y, mientras sigas dándote atracones, tu cerebro producirá dopamina”.

El binge-watch tiene efectos similares a los de una droga, dice el artículo, que cita una encuesta realizada por Netflix en 2013 entre casi 1.500 personas en la que el 73% de los encuestados afirmó tener, en efecto, sentimientos positivos cuando se daban atracones de series.

“Nuestros comportamientos y pensamientos, cuando se repiten a lo largo del tiempo, pueden convertirse en patrones neuronales y hábitos que son difíciles de romper o cambiar”, dice el doctor Danesh A. Alam, psiquiatra de Northwestern Medicine. “Y al igual que otros comportamientos adictivos, el binge-watch puede crear una seudoadicción al programa que se esté viendo”.

El récord Guinness de binge-watching

Volviendo a Alejandro “AJ” Fragoso y su récord Guinness. Luego de establecerlo, el ingeniero de software le dijo de CNBC: “Hacia el final, mi cerebro luchaba por comprender mucho de lo que estaba viendo. Los episodios más lentos, en los que no pasaban muchas cosas, me resultaban más fáciles de digerir. Hacia el principio del último día intenté ver Better Call Saul... pero estaba tan fuera de mí que me costaba unir las piezas de lo que estaba viendo".

Una vez que te sientas a darte un atracón, levantarte del sofá se hace cuesta arriba (Foto: Getty Creative)
Una vez que te sientas a darte un atracón, levantarte del sofá se hace cuesta arriba (Foto: Getty Creative)

Fragoso marcó su récord mundial entre el viernes 8 de abril y el martes 12 de 2016. Esa jornada de 94 horas patrocinada por la empresa taiwanesa CyberLink como promoción de su software de reproducción de video PowerDVD 16, se lanzó un atracón con series como Game of Thrones, Curb Your Enthusiasm, Twilight Zone, Bob’s Burgers, Adventure Time y Battlestar Galactica.

El 70% de los binge-watchers prefiere darse sus atracones en solitario (Foto: Getty Creative)
El 70% de los binge-watchers prefiere darse sus atracones en solitario (Foto: Getty Creative)

Según reportó la revista Variety en su momento, un médico estuvo siempre in situ para monitorear los efectos adversos de ver tanta televisión y la falta de sueño en Fragoso. A su vez, un juez de Guinness estuvo presente para verificar el récord que, seguramente, alguien batirá en un futuro no muy lejano. Entretanto, yo me preparo para ver dos, tres o cuatro episodios seguidos de El Marginal dentro de un rato.

Leer más:

"Griselda": qué es verdad y qué es ficción en la serie sobre la reina de la cocaína que protagoniza Sofia Vergara

De Netflix a Prime o HBO: La “fiebre del oro” del streaming llegó a su final

Las estrellas de 'Suits' tienen un chat muy activo pero Meghan Markle no está incluida

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Las 5 mejores series de drama de la historia, según IMDb