Billy Eichner y “Bros” reinventan la comedia romántica

·6  min de lectura
BROS (AP)
BROS (AP)

No se necesita un genio para deducir que cualquiera que se queja a todo pulmón en un parque de Nueva York sobre que “Ratatouille” no tiene demasiado respeto o entra en un duelo a gritos en la Calle 42 sobre los créditos de teatro de Denzel Washington podría tener una reacción complicada con la industria del espectáculo.

Por cinco temporadas de “Billy on the Street”, Billy Eichner fue un comentarista graciosísimo sobre Hollywood, proclamando sus gustos a cualquier peatón que pudiera acorralar y con un desdén exagerado contra aquellos que se atrevieran a estar en desacuerdo con él, al tiempo que subrayaba su furia contra sí mismo por preocuparse demasiado.

“Industria del espectáculo, estuve siempre tan enamorado y tan encantado por ella, estaba realmente intoxicado con ella”, dijo Eichner, quien creció en Queens con unos padres de clase media que impulsaban su pasión. “Me encantan las grandes actuaciones. Me encantan las películas que me encantan. Y sí ‘Billy on the Street’ era una manera de burlarme de mi propia obsesión con la industria del espectáculo”.

Pero por mucho que “Billy on the Street” pareciera como si Eichner hubiera salido al mundo real en Manhattan, su nueva película, “Bros” (que se estrena el 30 de septiembre), es una imagen mucho más clara de quién es Eichner como comediante, actor, guionista y hombre gay. Y en esta temporada de fin de año en el cine, también resulta ser una comedia que marca un hito para el arte.

Eichner protagoniza y escribió este estreno de Universal Pictures con el director Nicholas Stoller. El filme es producido por Judd Apatow. La semilla inicial era profundizar un sketch de “Billy on the Street” en el que Eichner actuaba como un amigo de Jason Sudeikis con una chaqueta de los Jets. Pero a medida que se desarrollaba, “Bros” creció en una dirección diferente, hacia el formato clásico de una comedia romántica apta para adultos. Eichner presenta un retrato extraordinariamente honesto y reflexivo sobre la vida como un hombre soltero y gay.

Al igual que “Billy on the Street”, tiene momentos de carcajadas y está llena de observaciones agudas sobre Hollywood, un Hollywood en el que, hasta ahora, una película como “Bros” era esencialmente imposible. “Bros” es la primera comedia romántica gay de un importante estudio, y la primera película de un estudio, sin importar su género cinematográfico, escrita y protagonizada por un hombre abiertamente gay. El elenco es LGBTQ en su mayoría.

“La historia es encantadora. Es realmente un momento monumental”, dijo Eichner en una entrevista reciente. “He sido un actor y comediante abiertamente gay toda mi carrera, mucho antes de que la gente me conociera. Siempre quise ser realmente exitoso, pero quería que fuera en mis propios términos, en el sentido de ser una persona abiertamente gay. Eso no es algo que sea fácil. Y lo mismo pasa para cada integrante del elenco de esta película”

“Bros”, que se estrenará en el Festival de Cine de Toronto, sigue a Bobby Lieber (Eichner) quien enfrenta asuntos modernos como las citas de Tinder y los problemas con la monogamia, pero también deja abierto el espacio para el diálogo sobre cómo las vidas gay son retratadas en cine y quién cuenta historias LGBTQ. Eichner interpreta al director de un museo LGBTQ en el filme en el que la historia forma parte importante. Los temas incluyen “Bohemian Rhapsody”, una seudo “Brokeback Mountain” (“The Treasure Within”), un insulto gay que recuerdan de “The Hangover” (“¿Qué pasó ayer?”) y si la película biográfica de Lieber incluiría a Benedict Cumberbatch.

“Siempre ha sido muy divertido para mí como una persona gay en Hollywood porque, tras bambalinas, realmente no es tan liberal”, dijo Eichner. “Nunca ha sido tan progresivo como lo afirma. Sólo porque afirmas ser amigable con los gays o votar por un Demócrata o decir que apoyas la igualdad de derechos para el matrimonio, eso nunca fue reflejado en el trabajo real que Hollywood estaba produciendo. En cuanto a lo que ellos eran responsables, nunca nos dieron oportunidades”.

“Y en las ocasiones raras cuando veías personajes LGBTQ en el primer plano de una película o un programa de televisión, la mayoría de esos papeles eran interpretados por actores heterosexuales o actores que no habían salido del closet”, agregó Eichner.

Eichner, quien protagonizó con Julie Klausner la serie “Difficult People” e hizo la voz de Timon en “The Lion King” de 2019, tiene sentimientos encontrados sobre algunos de esos temas. “Brokeback Mountain”, a la que considera una película “hermosa” que lo conmovió profundamente cuando se estrenó, sería, 17 años después y si se volviera a hacer, una película más “conmovedora y ética” si esos personajes fueran interpretados por actores abiertamente gays.

“Eso no quita el hecho de que Heath Ledger es brillante en esa película. Ninguno negaría que Sean Penn es magnífico en ‘Milk’. Nadie negaría que Tom Hanks es maravilloso en ‘Philadelphia’”, dice Eichner. “Pero Tom Hanks — y me impresionó y agradecí tanto que dijera esto públicamente — dijo recientemente que, si ‘Philadelphia’ se hiciera ahora, él no habría obtenido el papel y dijo que eso habría sido lo correcto. En 1992, necesitabas a Tom Hanks para interpretar a un hombre gay muriendo de sida porque la película no habría recibido el financiamiento que requería, no habría tenido una amplia distribución y, hasta cierto punto, la gente heterosexual no se habría sentido cómoda con ella”.

Eichner, de 43 años, está muy consciente de la historia reciente de Hollywood que lleva hasta “Bros”. Hasta hace apenas pocos años, y ahora tampoco todo es miel sobre hojuelas, declararse gay para los actores significaba sacrificar sus carreras. Al mismo Eichner le dijo un agente de teatro que “atenuara” su homosexualidad.

“Y esas eran las opciones hasta hace, no sé, algunos años. ‘Bros’ es la antítesis de todo eso”, dijo Eichner. “No es sólo un símbolo, porque es una película viva que creo que es muy exitosa creativamente por su propio derecho, sin tener nada que ver con la representación o su naturaleza histórica. Pero además de ser una película realmente graciosa, es un símbolo del progreso”.

“Realmente es, honestamente, un gran (grosería) la historia de Hollywood y cómo ha tratado a la gente LGBTQ tras bambalinas”, agregó.

El personaje satírico de “Billy on the Street” de Eichner no es su personaje en “Bros”, aunque comparten algunas cualidades. Para Eichner era importante que este personaje y el hombre del que está enamorado, interpretado por Luke Macfarlane, fueran personajes complejos, tridimensionales, no una versión absurda o estereotipada de hombres gay.

“Billy on the Street” comenzaba con una canción de broma que lo presentaba como “haciendo realidad sueños”. Pero con “Bros” Eichner quizá logró eso genuinamente, probablemente también para muchos otros, pero definitivamente para él.

“Es por mucho la mejor cosa que he hecho”, dijo Eichner. “Se me permite ser un ser humano completo, multidimensional. No idéntico a mí, pero puedes decir cuando veas la película que este es realmente el vistazo más exacto a todo lo que soy”.

___

Jake Coyle está en Twitter como http://twitter.com/jakecoyleAP