Anuncios

Biden sopesa medidas ejecutivas para frontera sur que fueron empleadas reiteradamente por Trump

La Casa Blanca está considerando el uso de disposiciones de la ley federal de inmigración que fueron empleadas reiteradamente por el expresidente Donald Trump para promulgar de manera unilateral medidas estrictas en la frontera sur, según tres personas familiarizadas con las deliberaciones.

El gobierno federal, bloqueado por los legisladores republicanos que rechazaron este mes un proyecto de ley fronteriza negociado entre ambos partidos, ha estado explorando opciones que el presidente Joe Biden podría desplegar por su cuenta sin la aprobación del Congreso, dijeron múltiples funcionarios y otras personas familiarizadas con las conversaciones.

Sin embargo, los planes no están ni cerca de ser ultimados y no está claro cómo podría el gobierno redactar esas medidas ejecutivas de forma que sobrevivan a las inevitables impugnaciones legales.

Los funcionarios y las personas familiarizadas con las conversaciones hablaron con The Associated Press bajo condición de anonimato para comentar las actuales discusiones privadas en la Casa Blanca.

El análisis del equipo de Biden sobre la posibilidad de implementar estas vías pone de manifiesto la presión que enfrenta el mandatario en materia migratoria y fronteriza en este año electoral, dos temas que han sido de sus mayores lastres políticos desde que asumió las riendas del gobierno. Por el momento, la Casa Blanca ha estado arremetiendo contra los legisladores republicanos por negarse a aprobar una iniciativa fronteriza que el Partido Republicano había exigido, pero el gobierno también está al tanto de los riesgos políticos que el elevado número de migrantes podría significar para el presidente, por lo que se apresura a intentar dilucidar cómo podría Biden resolver el problema por sí mismo.

Angelo Fernández Hernández, portavoz de la Casa Blanca, subrayó que “ninguna acción ejecutiva, sin importar lo agresiva que sea, puede brindar las reformas significativas de políticas y recursos adicionales que el Congreso puede proporcionar y que los republicanos rechazaron”.

“El gobierno pasó meses negociando de buena fe para presentar la iniciativa de seguridad fronteriza más justa y estricta en décadas, porque necesitamos que el Congreso realice reformas políticas significativas y proporcione fondos adicionales para reforzar nuestra frontera y corregir nuestro averiado sistema de inmigración”, declaró. “Los republicanos del Congreso optaron por la política partidista en lugar de nuestra seguridad nacional, rechazaron lo que los agentes fronterizos han dicho que necesitaban, y luego se dieron a sí mismos unas vacaciones de dos semanas”.

Las detenciones por cruces ilegales en la frontera sur cayeron 50% durante enero en comparación con máximos récord en diciembre, con lo que enero se ubicó en tercer sitio entre los meses con cifras más bajas de la presidencia de Biden. Pero las autoridades temen que a la larga esos números vuelvan a subir, particularmente a medida que se acercan las elecciones presidenciales de noviembre.

La autoridad de inmigración que el gobierno ha estado estudiando se describe en la Sección 212(f) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad, que otorga al presidente un amplio margen de maniobra para bloquear la entrada de ciertos inmigrantes en Estados Unidos si fuera “perjudicial” para el interés nacional.

Trump, quien es el favorito para ganar la candidatura presidencial del Partido Republicano este año, recurrió repetidamente a la facultad de la Sección 212(f) durante su mandato, incluida su controvertida prohibición de entrada a viajeros procedentes de países de mayoría musulmana. Biden revocó esa restricción en su primer día en el cargo mediante una orden ejecutiva.

Pero ahora se analiza la manera en que Biden utilizaría esa facultad para lidiar con sus propios desafíos en el tema migratorio, y podría usarla de distintas formas, de acuerdo con personas al tanto de las conversaciones. Por ejemplo, la prohibición podría entrar en vigor cuando se alcance cierto número de cruces ilegales. Eso evoca una disposición incluida en el acuerdo fronterizo con el Senado, la cual habría activado la repatriación de migrantes una vez que se registren más de 5.000 cruces ilegales diarios en promedio durante un periodo de cinco días.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Mike Johnson, también le ha pedido a Biden que use la autoridad de la Sección 212(f). Sin embargo, la reforma integral en materia migratoria que Biden también presentó durante su primer día en el cargo —de la cual la Casa Blanca aún se jacta— incluye disposiciones que reducirían gradualmente las facultades de un presidente para prohibir el ingreso de inmigrantes amparándose en ese poder.

APAPI-02-22-24 0227GMT