Biden se reúne con los líderes sindicales de Amazon y Starbucks en la Casa Blanca

·4  min de lectura

El presidente Joe Biden se reunió con el presidente del Sindicato Laboral de Amazon, Christian Smalls, los organizadores sindicales de Starbucks y otros trabajadores sindicales durante una reunión del grupo de trabajo con funcionarios laborales para discutir sus “esfuerzos extraordinarios para organizar sindicatos en sus lugares de trabajo”, según una descripción de la reunión de la Casa Blanca.

Smalls, quien se dirigió a un Comité de Presupuesto del Senado sobre los esfuerzos para acabar con los sindicatos el 5 de mayo, dijo en Twitter después de la reunión del jueves: “Acabo de conocer al presidente, jajaja, dijo que lo metí en problemas”.

El mes pasado, mientras promovía los esfuerzos del Congreso para proteger el derecho a organizar un sindicato, el presidente dijo en una conferencia sindical: “Amazon, allá vamos”.

Smalls, que vestía una chamarra roja, negra y amarilla con las palabras “Eat the rich” [“Comámonos a los ricos”] impresas en el frente, fue invitado a la reunión con la vicepresidenta Kamala Harris y el secretario de Trabajo, Marty Walsh, junto con miembros de Starbucks Workers United, United Paizo Workers y la Alianza Internacional de Empleados de Escenarios Teatrales, entre otros.

El presidente “pasó por la discusión y agradeció a los organizadores de los trabajadores por su liderazgo en la organización de sindicatos, la inspiración que ofrecen a los trabajadores de todo el país que quieran organizarse y sus contribuciones al impulso de la organización de los trabajadores que está creciendo en todo el país”, según una descripción de la reunión de la Casa Blanca.

Los trabajadores discutieron sus demandas de salarios justos, ausencia con goce de sueldo y beneficios de atención médica, y “el deseo de dignidad básica y respeto como motivadores importantes para sus esfuerzos de organización”, según la Casa Blanca.

Los trabajadores de Amazon en las instalaciones del almacén JFK8 en Staten Island, Nueva York, ganaron una elección sindical el 1 de abril, la primera elección sindical exitosa en EE.UU. dentro del minorista en línea más grande del mundo. La mayoría de los trabajadores de la instalación LDJ5 de al lado votaron en contra de la sindicalización, según los resultados preliminares del 2 de mayo.

El sindicato representa a 8.300 trabajadores en las instalaciones de JFK8, luego de una campaña sindical de meses de duración contra los presuntos esfuerzos antisindicales de la empresa, incluidas las denominadas reuniones de “audiencia cautiva” que alientan a los trabajadores a rechazar el sindicato e intentan socavar a Smalls y otros líderes sindicales, quienes han presentado varias denuncias ante la Junta Nacional de Relaciones Laborales por violaciones a la ley laboral federal.

Biden, quien se comprometió a ser el presidente más “prosindical” de la historia, instó al Congreso a aprobar la Ley de protección de los derechos de sindicación, que ampliaría las protecciones laborales relacionadas con los derechos de los empleados a organizarse y negociar colectivamente en el lugar de trabajo. La medida fue aprobada en la Cámara de Representantes el año pasado, pero se ha estancado en el Senado.

El presidente expresó previamente su apoyo a una campaña sindical de Amazon en Alabama sin nombrar a la empresa, y dijo el año pasado que “los trabajadores en Alabama y en todo Estados Unidos están votando sobre si organizar un sindicato en su lugar de trabajo”, lo que calificó como una “elección de vital importancia” y “una que debe hacerse sin intimidación o amenazas por parte de los empleadores”.

Esa elección fracasó y una junta federal de trabajo autorizó una nueva elección después de que un director regional determinara que Amazon mostró un “flagrante desprecio” por la elección de boleta por correo, y argumentó que la compañía “esencialmente secuestró el proceso y dio una fuerte impresión de que controlaba el proceso”. El sindicato y la empresa impugnaron los resultados de una segunda elección en ese almacén realizada a principios de este año.

Mientras tanto, los trabajadores de Starbucks han presentado más de 200 peticiones para elecciones sindicales en tiendas corporativas, según Starbucks Workers United, que organiza la campaña.

Esos trabajadores ganaron las elecciones sindicales iniciales en más de 50 tiendas, incluidos los principales tostadores de café en la ciudad de Nueva York y Seattle, la ciudad natal de la empresa.

Laura Garza, líder sindical de la tostaduría de la ciudad de Nueva York, se unió a la reunión de la Casa Blanca el jueves.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.