"Estados Unidos está resurgiendo", afirma Biden

JONATHAN LEMIRE y JOSH BOAK
·2  min de lectura

WASHINGTON (AP) — En su primer discurso ante una sesión conjunta del Congreso, el presidente Joe Biden aseguró el miércoles que “Estados Unidos está resurgiendo” y señaló con optimismo que superar la pandemia en el país es vital para reconstruir la economía estadounidense y transformar fundamentalmente el papel del gobierno en la vida de la nación.

Biden cumplió sus primeros 100 días de gobierno en momentos en que Estados Unidos sale de una peligrosa mezcla de crisis, exponiendo sus argumentos ante un reducido grupo de legisladores que llevaban mascarillas debido a las restricciones relacionadas con la pandemia.

Hablando en términos muy personales mientras exigía grandes cambios estructurales, el presidente hizo un llamado a una inversión de 1,8 billones de dólares en niños, familias y educación para ayudar a reconstruir una economía devastada por el virus y que esté a la par del creciente número de competidores globales.

Biden pronunció su discurso en un escenario conocido pero con un entorno distinto al de otros años debido a que el Capitolio federal continúa rodeado con vallas después de que manifestantes invadieron el recinto pasado en protesta por su elección. El ritual televisado a nivel nacional de un mandatario que por primera vez pronuncia un discurso ante el Congreso ha sido uno de los momentos más vistos de la presidencia de Biden a la fecha, una oportunidad para impulsar sus planes ante los electores de ambos partidos, incluso pese a la resistencia de legisladores republicanos.

“Estados Unidos está listo para despegar. Estamos trabajando de nuevo. Soñando de nuevo. Descubriendo de nuevo. Liderando al mundo de nuevo. Nos hemos demostrado a nosotros mismos y al mundo: Estados Unidos no se rinde”, declaró Biden.

“Puedo informar a la nación: Estados Unidos está de nuevo en movimiento”, señaló. “Está convirtiendo el peligro en una posibilidad. La crisis en una oportunidad. El revés en fortaleza”.

La escena este año en la Cámara de Diutados tuvo un aspecto histórico: Por primera vez una vicepresidenta, Kamala Harris, estuvo sentada detrás del mandatario y al lado de otra mujer, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, ambas con vestimenta color pastel.

La primera ovación ocurrió cuando Biden saludó Harris como “señora vicepresidenta”. Agregó, “ningún presidente había dicho jamás estas palabras desde este podio, ya era hora”.

La escena fue familiar aunque extraña debido a la gran distancia que separaba a los miembros del Congreso, la asistencia de un solo magistrado de la Corte Suprema y la ausencia de muchos republicanos que arguyeron “problemas de calendario”.

___

Lemire reportó desde Nueva York. Los periodistas de The Associated Press Darlene Superville y Michael Tackett contribuyeron a este despacho.