Anuncios

Biden pincha a Trump con la esperanza de ponerlo nervioso y desviarlo de su mensaje

(CNN) -- Tres palabras del sombrío discurso de Joe Biden sobre Donald Trump fueron las que más emocionaron a un hombre en la parte trasera de la iglesia Mother Emanuel AME de Charleston: "Es un perdedor".

El hombre, riendo a carcajadas, tocó a la mujer que estaba a su lado con una expresión en su rostro de: "¿Puedes creerlo?", mientras hacía la vieja "L" (de la palabra "Loser", en inglés, perdedor) de la escuela primaria con el pulgar y el índice sobre la frente.

El presidente, hablando en la iglesia de Carolina del Sur a principios de este mes, también sonreía mientras atacaba a su probable oponente republicano. Biden se ha estado burlando de Donald Trump y parece disfrutarlo, llamándolo "expresidente" o diciendo que "ya es Herbert Hoover", en alusión a los comentarios de Trump de que no quería una crisis económica durante su mandato porque no quiere ser como el presidente número 31.

Biden saludó la victoria de Trump en los caucus de Iowa con un video en el que se lo ve sonriente mientras dice: "Sabes, es algo gracioso, todos estos candidatos republicanos en las primarias intentan vencer a Donald Trump, y yo sigo siendo la única persona que puede vencer a Donald Trump".

Biden espera que Trump esté prestando atención. Y personas cercanas a Trump dijeron a CNN que sí lo está haciendo.

"Creo que está tratando de meterse en su piel, y es lo más inteligente que ha hecho la campaña de Biden hasta ahora", dijo una persona cercana a Trump. "Lo pone nervioso y lo desvía de su mensaje".

Senadores republicanos se enfurecen porque Trump entorpece un delicado acuerdo sobre inmigración

Mientras se prepara para una probable revancha en noviembre, Biden ha expuesto lo que está en juego en las elecciones en términos tan claros como en cualquier otra elección estadounidense. Pero a pesar de lo serio que es acerca de lo que está en juego para la democracia en 2024, los aliados de la campaña de reelección del presidente le dicen a CNN que la presión continuará a medida que se acerque la elección general, incluso si hay críticas sobre que el presidente se está dejando arrastrar por la forma de hacer política de Trump.

En parte es personal: a Biden le gusta burlarse de un oponente a quien considera tan ofensivo. En parte es estratégico: el presidente y sus agentes de campaña esperan activar a un hombre conocido por estar atento a su propia cobertura, obsesionarse con lo que la gente dice sobre él o responder de maneras que el equipo de Biden espera que lo haga quedar en ridículo y le de más material para los ataques.

De cualquier manera, Biden y su equipo de campaña, que se han enfrentado a cifras preocupantes en las encuestas sobre la disminución del apoyo entre su coalición de 2020, ven esta estrategia como una forma de producir contenido que está demostrando ser una de las más efectivas para despertar a la base demócrata y hacer ruido.

Centrarse en lo que consideran inseguridades de Trump no es complicado.

Biden "no lo está haciendo sólo por enojar a Donald Trump o por la satisfacción de darle un puñetazo en la nariz. Lo hace porque lleva la conversación sobre la campaña a un lugar que es bueno para él", dijo Kate Bedingfield, quien fue subdirectora de campaña del presidente en 2020 y luego directora de comunicaciones de la Casa Blanca. (Actualmente es colaboradora de CNN y ya no oficia como asesora de la campaña 2024).

"Perdedor" encabeza las listas de ataques de la campaña de Biden. Los asesores de Biden creen que también es una buena manera de reforzar su mensaje central de 2024 como una batalla por la democracia estadounidense.

"Es Donald Trump quien sigue negando la verdad sobre las elecciones de 2020. Estamos afirmando hechos: Joe Biden es un ganador. Él ganó esa pelea. Donald Trump es un perdedor. Esa la perdió", dijo el asesor principal de campaña de Biden, T.J. Ducklo. "Así que llamarlo perdedor es simplemente una respuesta a una cuestión que él mismo sigue planteando".

El mismo razonamiento se aplica a cómo han tratado de rechazar las afirmaciones de Trump sobre que la economía estuvo mejor durante su Gobierno, con Biden abandonando las comparaciones de Hoover en lugar de, simplemente, repasar gráficos de barras y estadísticas. Y cuando se trata de plantear preguntas sobre el estado mental de Trump, la campaña ha destacado videos de Trump que parecen confundir a su última rival en las primarias, la exgobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley, con la expresidenta demócrata Nancy Pelosi, creyendo que es una forma más efectiva de responder a años de intentos republicanos de sugerir que Biden tiene demencia.

"No estoy de acuerdo con Nikki Haley en todo, pero estoy de acuerdo en una cosa: ella no es Nancy Pelosi", se lee en una publicación en X escrita por asistentes de campaña para la cuenta de Biden.

"Buena, Donald", decía otra publicación escrita para Biden el lunes que incluía un video de Trump en 2020 prediciendo que habría "un colapso del mercado de valores nunca antes visto" si Biden ganaba, yuxtapuesto con un clip de Fox News que muestra las ganancias del mercado de valores durante el gobierno demócrata.

Pero Ducklo dijo que el enfoque principal de la campaña sigue siendo atractivo tanto para los votantes de base como para aquellos que no prestan mucha atención a la política. Los asistentes señalan varios ejemplos de este tipo de videos de burlas que, según dicen, son algunos de los más vistos hasta la fecha y que, también afirman, deberían generar mayor engagement.

"El objetivo es romper con un entorno mediático fragmentado transmitiendo nuestro mensaje de una manera convincente y transparente. Ese es el objetivo", dijo Ducklo. "Si eso es un factor desencadenante para nuestro oponente, suena como un problema de él".

Los asesores de Trump intentan impedir que muerda el anzuelo

La campaña de Trump desestimó la estrategia de Biden. "Joe Biden no puede postularse con su desastroso historial, por eso ha recurrido a ataques sin sentido para engañar al pueblo estadounidense", dijo a CNN el portavoz de la campaña, Steven Cheung. "Pero los votantes no olvidarán que Biden será recordado como el peor presidente de la historia de Estados Unidos".

Aún así, los asesores de Trump le han advertido que no muerda el anzuelo de Biden. Señalan lo que sucedió cuando Biden comenzó a inclinarse a decir que Trump es una amenaza para la democracia.

Si bien el equipo de Trump piensa que el argumento es "ridículo", como lo expresó un asesor, tampoco quieren que Trump llame más la atención sobre él mismo en el camino.

Sin embargo, eso es exactamente lo que hizo en los últimos días antes de las asambleas electorales de Iowa, en respuesta directa al discurso de campaña de Biden en Pensilvania, que se había centrado en gran medida en el argumento de que Trump es un peligro para Estados Unidos. Trump contestó a Biden diciendo que en realidad él es la amenaza a la democracia.

Sin embargo, en el proceso, Trump desvió la atención de cualquier otra cosa que estuviera diciendo para tratar de atraer a los votantes.

Su campaña está tratando de hacer que las elecciones se centren en la migración, la inflación y la economía, dijo una persona cercana al expresidente, "pero Trump no es lo suficientemente disciplinado como para no abordar los ataques de Biden".

Desatar a Trump ha envalentonado a Biden

Desde 2016, los demócratas han estado atrapados en cuánto seguir la famosa frase de Michelle Obama de "cuando ellos bajan, nosotros subimos". El gobernador de California, Gavin Newsom, ha sido el que más ha instado a Biden a atacar a los republicanos con más fuerza, pero está lejos de ser el único. Los demócratas se han quejado durante años de que el presidente no parecía preparado para el tipo de batalla que estaba librando Trump.

Gran parte de eso se debió a que Biden, a pesar de su propio sentido del humor cortante en privado, cree que la devolución del civismo en la política ha perjudicado al país, según varias personas que han hablado con él. Nadie debería esperar que Biden se invente apodos o intimide, pero el éxito que ha tenido su equipo al provocar a Trump hasta ahora solo lo ha alentado a él y a sus asesores a hacer más.

"Una guerra exitosa consiste en explotar la debilidad del enemigo, y Donald Trump ha demostrado una y otra vez que reaccionará de una manera realmente volátil", dijo Bedingfield. "No se trata tanto de seguir el juego de Trump como de tomar una decisión estratégica".

Y los que odian a Trump lo están disfrutando.

"La campaña de Biden realmente ha mejorado su juego de trolls", publicó George Conway, un abogado anti-Trump que está activo en línea, en respuesta a la publicación en las redes sociales "Buena, Donald".

También lo disfrutan los fanáticos de Biden.

Omar Cornute, líder del United Auto Workers de St. Louis, dijo que se estaba divirtiendo con el discurso de Biden aceptando el respaldo del sindicato en Washington el miércoles. El presidente hizo una mueca y fingió santiguarse al invocar los recientes comentarios de Trump prediciendo una crisis económica —y su esperanza de que ocurriera el próximo año— y luego siguió con la frase de Herbert Hoover.

"Me encanta", dijo Cornute. "Ojalá no tuviera que hacerlo, pero tienes un candidato que no es inteligente. Y tienes un candidato que quiere llevarnos a una guerra civil en Estados Unidos. Hace el ridículo una y otra vez. No puedes hacer nada más que señalar sus defectos".

El representante Robert García, un demócrata de California que es un ávido impulsor de Biden, estuvo de acuerdo.

"Donald Trump es en sí mismo un chiste ambulante, por lo que es bueno para el equipo de la Casa Blanca y para el equipo de campaña recordarle amablemente a la gente y llegar a ellos de una manera interesante y diferente", dijo García, quien ataca activamente a los republicanos en línea: "La broma es sobre Donald Trump. Todo lo que tienes que hacer es decirle a la gente lo que dijo y es suficiente".