Anuncios

Biden y Harris promueven plan de salud en actos en Carolina del Norte

El presidente Joe Biden sale de la Oficina Oval en la Casa Blanca, 22 de marzo de 2024. (AP Foto/Andrew Harnik)

WASHINGTON (AP) — El presidente Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris el martes promoverán su plan de salud pública en Carolina del Norte, un estado que los demócratas esperan volcar a su favor en la elección de noviembre después de resultar derrotados por Donald Trump en las dos elecciones anteriores.

Catorce años después de que el presidente Barack Obama sancionara la ley de acceso asequible a la salud, la Casa Blanca sigue considerando la salud pública un punto a su favor en una campaña en la que Biden suele encontrarse a la defensiva en materia de inmigración y la economía. Los republicanos se han opuesto a las iniciativas de Biden para reducir los costos de la atención médica y han aprovechado las oportunidades para restringir el derecho al aborto desde que la Corte Suprema anuló el fallo Roe vs. Wade, que lo declaraba legal en todo el país.

“Esa es la pantalla partida sobre la salud pública que se verá claramente”, dijo la asesora Anita Dunn. “El presidente Biden, la vicepresidenta Harris y los demócratas quieren ampliar el acceso, volver la atención de la salud más asequible para todos y defender la libertad reproductiva. Los republicanos quieren destripar la salud pública, elevar los precios y eliminar los derechos reproductivos fundamentales después de haberlos puesto en peligro.

Carolina del Norte es la última escala en la gira de Biden por los estados disputados. Desde su discurso anual del estado de la Unión, semanas atrás, ha iniciado una serie de viajes por todo el país para ser campaña por su reelección en lo que probablemente será el partido de vuelta contra el expresidente y probable candidato presidencial republicano Trump.

Carolina del Norte es escenario de un gran éxito para Biden en materia de salud. El Plan de Rescate Estadounidense, una medida de estímulo pospandemia sancionada por Biden, incluyó incentivos financieros para que los estados ampliaran la cobertura del seguro de salud Medicaid para personas de bajos ingresos. El gobernador Roy Cooper, demócrata, pudo utilizar los 1.800 millones de dólares del plan para convencer a los legisladores demócratas que lo apoyaran.

Por otra parte, la Corte Suprema se dispone a escuchar argumentos en una causa sobre el acceso a la mifepristona, una píldora abortiva ampliamente utilizada. Su fallo podría restringir aún más el acceso al aborto.