Biden dice que todos debería estar preocupado por la viruela del mono

·9  min de lectura

El presidente Joe Biden señaló que “todo el mundo” debería estar preocupado por la propagación de la viruela del mono, contradiciendo los comentarios de los funcionarios de los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) que han instado a la calma entre el público estadounidense con un caso confirmado y sospecha de otro ahora en suelo de EE.UU.

El presidente se refirió por primera vez al aumento mundial de casos de esta rara enfermedad infecciosa el domingo, mientras subía al Air Force One para volar desde Corea del Sur a Japón, en la siguiente escala de su visita a Asia.

“Todavía no me han dicho el nivel de exposición, pero es algo que debería preocupar a todo el mundo”, declaró a los periodistas.

“Es una preocupación en el sentido de que si se extendiera tendría consecuencias”.

Biden afirmó que las autoridades de EE.UU. están “trabajando intensamente en ello para averiguar qué hacemos y qué vacuna, si es que hay alguna, puede estar disponible para ello”.

Existe una vacuna eficaz contra el virus de la viruela del mono y el gobierno de Biden ya ha tomado medidas para conseguir su suministro para EE.UU.

La empresa de biotecnología Bavarian Nordic reveló esta semana que el gobierno de EE.UU. había hecho un pedido por US$119 millones para su vacuna Jynneos.

Otros US$180 millones están listos y a la espera de más vacunas si o cuando se necesiten, lo que permitirá al país adquirir 13 millones de dosis para el pueblo estadounidense.

La vacuna Jynneos es una vacuna contra la viruela y ya está autorizada para su uso en EE.UU.

Según los CDC, la vacuna contra la viruela es al menos un 85 por ciento eficaz contra la viruela del mono.

El asesor de seguridad nacional de EE.UU., Jake Sullivan, confirmó a los periodistas en el Air Force One el domingo que EE.UU. tiene vacunas disponibles para tratar un posible brote.

Sobre el conocimiento de Biden sobre el asunto, mencionó: “Está siendo informado de esto de forma constante”.

Los comentarios del presidente se producen después de que Jennifer McQuiston, funcionaria de los CDC, dijera que “el público en general no debe preocuparse” por el repentino aumento de los contagios de esta rara enfermedad.

La subdirectora de la División de Patógenos y Patología de Alta Consecuencia, dentro del Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas Emergentes y Zoonóticas de los CDC, declaró el jueves a CNN que la aparición de casos en países donde no se origina la viruela del mono “es una situación muy inusual”, pero que no había “riesgo inmediato” para el público.

“La viruela del mono normalmente solo se reporta en África Occidental o África Central, y no la vemos en Estados Unidos o en Europa - y el número de casos que se están reportando está definitivamente fuera del nivel de lo normal para lo que veríamos”, explicó.

“Al mismo tiempo, no se han reportado muchos casos, creo que tal vez una o dos docenas, por lo que el público en general no debe preocuparse por el riesgo inmediato de contraer la viruela del mono”.

El presidente Joe Biden baja del Air Force One en Japón en la segunda etapa de su viaje a Asia (Getty Images)
El presidente Joe Biden baja del Air Force One en Japón en la segunda etapa de su viaje a Asia (Getty Images)

El viernes, las autoridades sanitarias de la ciudad de Nueva York anunciaron que un paciente había dado positivo por un virus relacionado con la viruela del mono.

El departamento de salud de la ciudad realizó pruebas a dos pacientes para detectar la viruela del mono, y una de ellas fue descartada por ser negativa, mientras que la segunda dio positivo para Orthopoxvirus, la familia de virus a la que pertenece la viruela del mono.

El laboratorio de salud pública del Departamento de Salud e Higiene Mental de la ciudad de Nueva York dijo en un comunicado de prensa el viernes que la confirmación final sobre el diagnóstico del individuo vendrá después de que los CDC de EE.UU. completen sus pruebas.

Hasta entonces, el paciente está aislado y se presume que es positivo, lo que probablemente lo convierte en el segundo caso conocido en EE.UU. este año, después de que un hombre de Massachusetts se convirtiera en el primer caso confirmado el miércoles.

El departamento de salud de Nueva York reveló el jueves que un posible caso había sido ingresado en el Hospital Bellevue, en el corazón de Manhattan, presentando síntomas.

No está claro si este individuo es el presunto caso positivo o negativo, pero incluso antes de que llegaran los resultados de las pruebas preliminares las autoridades dijeron que ya se estaba realizando el rastreo de contactos para localizar a cualquiera que pudiera haber estado en contacto cercano con ellos.

Mientras los CDC instan a los estadounidenses a no dejarse llevar por el pánico, la agencia de salud de la ciudad insta a los neoyorquinos preocupados por el covid-19 a que utilicen los cubrebocas en lugares cerrados.

La agencia dijo que los cubrebocas pueden proteger tanto de la viruela del mono como de otros virus como el covid-19, mientras que se insta a cualquier persona con síntomas similares a los de la gripe, hinchazón de los ganglios linfáticos y erupciones en la cara y el cuerpo a que se ponga en contacto con su proveedor de atención médica.

Aunque la viruela del mono es más rara, menos transmisible y hay vacunas disponibles, las autoridades sanitarias quieren evitar que se repita la crisis del covid-19, que paralizó el sistema sanitario de la ciudad.

Una imagen de una investigación sobre un brote de viruela del mono (Reuters)
Una imagen de una investigación sobre un brote de viruela del mono (Reuters)

En los primeros días de la pandemia, en la primavera de 2020, la ciudad de Nueva York se convirtió rápidamente en el epicentro mundial del virus, con la pérdida de 815 vidas en un solo día en abril de ese año.

Los hospitales estaban al borde del colapso, ya que el personal sanitario estaba desbordado por los pacientes enfermos, y los cadáveres se apilaban en camiones frigoríficos por toda la ciudad.

Los casos de covid-19 están aumentando de nuevo en Manhattan, y toda la ciudad de Nueva York ha alcanzado esta semana el máximo nivel de riesgo de contraer el virus.

En todo el país, los CDC también están investigando al menos otros seis posibles casos de viruela del mono después de que estas personas se sentaran cerca de un viajero infectado en un vuelo de Nigeria al Reino Unido a principios de este mes.

Los CDC dijeron que ninguno de los seis individuos presenta síntomas de viruela del mono. Se dice que están sanos y tienen un bajo riesgo de contraer la infección.

El paciente de Nueva York parece no estar incluido entre los seis.

Esto se produce después de que un hombre de Massachusetts se convirtiera en el primer caso confirmado en suelo estadounidense este año.

El Departamento de Salud Pública de Massachusetts anunció el miércoles el caso de este hombre que había regresado recientemente de un viaje a Canadá, donde había viajado en transporte privado.

El paciente se encuentra en buen estado en el Hospital General de Massachusetts.

La agencia estatal indicó que “no hay riesgo para el público” y que está trabajando estrechamente con los CDC y otros funcionarios de salud para identificar a cualquier persona que pueda haber estado en contacto con el paciente mientras era infeccioso.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), se han confirmado 92 casos en todo el mundo y 28 casos sospechosos desde que a principios de mayo empezaron a surgir casos en países que normalmente no reportan infecciones.

Fuera de EE.UU., se han detectado casos en Canadá, Reino Unido, Australia, España, Portugal, Francia, Alemania e Italia.

La entrada del Hospital General de Massachusetts, donde se está tratando al primer paciente confirmado de EE.UU. por viruela del mono (REUTERS)
La entrada del Hospital General de Massachusetts, donde se está tratando al primer paciente confirmado de EE.UU. por viruela del mono (REUTERS)

El sábado, Suecia e Israel reportaron sus primeros casos confirmados, que aún no están incluidos en el recuento de la OMS.

La OMS está celebrando ahora reuniones diarias de emergencia en todo el mundo, y el viernes se celebró una reunión de emergencia del comité encargado de asesorar sobre los riesgos de infección que puedan suponer una amenaza sanitaria mundial.

Todavía no está claro qué es lo que ha provocado el repentino aumento de casos ni cómo se expusieron las personas a la rara infección.

El virus puede propagarse por contacto estrecho con una persona o animal infectado a través de gotitas respiratorias, fluidos corporales u otras formas de contacto estrecho, como compartir la ropa.

Los expertos están estudiando un posible contagio por vía sexual, después de que los últimos casos confirmados incluyeran a hombres que declararon haber sido sexualmente activos con otros hombres.

Se dice que los síntomas son similares a los de la viruela e incluyen fiebre, dolor de cabeza, escalofríos, dolores musculares, agotamiento, erupciones y lesiones.

Tras uno o tres días de fiebre, el paciente suele desarrollar una erupción en la cara antes de que se extienda a otras partes del cuerpo. Las lesiones en el cuerpo pasan por varias etapas antes de desaparecer.

La principal diferencia entre los síntomas de la viruela y los de la viruela del mono es que esta última provoca la inflamación de los ganglios linfáticos, según los CDC.

En la mayoría de los casos, los síntomas son leves, pero el virus ha sido mortal en alrededor de uno de cada 10 casos en África.

La viruela del mono se detectó por primera vez en monos en 1958, cuando se detectaron dos brotes de una enfermedad parecida a la viruela en especímenes conservados para la investigación.

El primer caso humano se registró en la República Democrática del Congo en 1970.

En 2003, se detectaron casos de viruela del mono en humanos en EE.UU., los primeros confirmados fuera de África, cuando el país fue testigo de un brote en seis estados.

En total, se reportaron 47 casos confirmados y probables en Illinois, Indiana, Kansas, Missouri, Ohio y Wisconsin.

Según los CDC, todos los pacientes contrajeron la infección tras entrar en contacto con perros de la pradera que habían estado cerca de pequeños mamíferos importados de Ghana.

En julio, se confirmó otro caso en Texas en un ciudadano de EE.UU. que también había viajado de Nigeria a EE.UU. en dos vuelos comerciales.

En ambos casos, no se detectaron más infecciones en EE.UU. después de que las autoridades sanitarias realizaran el rastreo de los contactos.

El año pasado se reportaron dos casos de la infección en EE.UU. El último fue en noviembre, cuando un estadounidense dio positivo tras regresar a Maryland desde Nigeria.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.